Publimetro

Este lunes, autoridades sanitarias de Rusia, anunciaron que la vacuna Sputnik Light podría convertirse en refuerzo universal para las vacunas chinas inactivas, luego de que el Gobierno del país asiático recomendara oficialmente el enfoque de ‘mezclar y combinar’ con vacunas basadas en vectores adenovirales como refuerzos.

El enfoque de mezclar y combinar para la vacunación contra el coronavirus fue iniciado por los fabricantes de la vacuna Sputnik V, y ha demostrado su eficacia para crear una inmunidad más fuerte y duradera, incluso contra la variante ómicron.

Las vacunas producidas por empresas chinas (Sinovac y Sinopharm) se utilizan ampliamente, con más de 4 mi 700 millones de dosis suministradas en China y en todo el mundo. Mientras el Consejo de Estado de China autorizó el enfoque de mezclar y combinar solo con vacunas nacionales, la vacuna rusa Sputnik Light de una sola aplicación puede convertirse en una solución para reforzar a quienes se vacunaron inicialmente con vacunas chinas en otros países del mundo.

Un estudio realizado en Argentina reza que una combinación de Sputnik Light con otras vacunas mostró que la respuesta de anticuerpos y células T provocada por Sputnik Light como refuerzo de la vacuna Sinopharm inactivada es 10 veces mayor que la de dos inyecciones de esta. Según el Instituto de Investigación de Epidemiología y Microbiología de Gamaleya, que fue pionero en el enfoque de ‘mezclar y combinar’ para la vacunación contra el coronavirus, el uso de Sputnik Light en combinación con todas las demás vacunas ha demostrado un alto perfil de seguridad sin efectos adversos graves.

Sputnik Light se basa en el adenovirus humano del tipo 26 y es el primer componente de la vacuna Sputnik V. Esta monodosis que ha sido registrada en más de 30 países, demostró que facilita no solo el suministro, sino que también ayuda a aumentar la eficacia y la duración de otras vacunas cuando es utilizada como vacuna de refuerzo.