Excelsior (México)

La joven tenista ucraniana Marta Kostyuk arremetió contra la respuesta del mundo del tenis a la invasión rusa de su país, afirmando que los llamamientos a la paz tampoco son suficientes ante la gravedad de la situación.

A sus 19 años, Kostyuk avanzó el jueves a la segunda ronda del torneo de Indian Wells (California) con un triunfo por 6-7 (5/7), 7-6 (8/6) y 7-5 sobre la belga Maryna Zanevska, nacida también en Ucrania.

Tras el juego, en el que salvó dos puntos de partido, Kostyuk reveló que se llegó a plantear no jugar a causa del impacto emocional de la invasión rusa sobre su país.

Honestamente, en el estado mental en el que me encuentro, fue muy duro salir a la cancha”, afirmó la número 54 del ranking mundial. “No sabía qué esperar de mí misma, no sabía qué esperar de mi cuerpo. Cuando me levanté esta mañana pensé: ‘No voy a hacerlo, no puedo ganar”.

“Mi principal objetivo era luchar y luché. Cada una lucha como puede”, afirmó. “Mi trabajo es jugar al tenis y ésta es la mayor manera en que puedo ayudar en la situación actual”.

Kostyuk y Zanevska, quien nació en la ciudad ucraniana de Odesa, pero representa a Bélgica desde 2016, intercambiaron un largo abrazo tras el partido.

“Sus padres están en Ucrania. Ellos están en una zona más tranquila, pero todo el mundo tiene miedo”, dijo Kostyuk. “Le dije que había jugado increíble y que todo va a estar bien. Nuestros padres van a estar bien”.

REACCIÓN DE TENISTAS RUSOS
En cuanto a la respuesta de las autoridades del tenis frente a la ofensiva militar rusa, que ha generado la condena de gran parte de la comunidad internacional, Kostyuk se mostró en desacuerdo con las medidas adoptadas en comparación con las de otros deportes.

Los torneos de la ATP y la WTA que se iban a celebrar en Moscú en octubre han sido suspendidos y la Federación Internacional de Tenis prohibió tanto a Rusia como a Bielorrusia participar en las eliminatorias de la Copa Davis y la Copa Billie Jean King.

En cambio, los tenistas de ambos países pueden seguir compitiendo individualmente en eventos de la ATP y la WTA, aunque sin la bandera u otros símbolos nacionales.

“No estoy de acuerdo con las medidas que se han tomado”, dijo con rotundidad Kostyuk.

Miren los otros deportes, miren los grandes deportes, lo que han hecho, eso es”, añadió en una aparente referencia a las acciones de deportes como el futbol, que suspendió a las selecciones y clubes rusos de las competiciones internacionales.

La tenista de Kiev también cuestionó la reacción de algunos jugadores, como el ruso Daniil Medvedev, número uno mundial, que han hecho llamamientos a la paz sin condenar directamente la invasión.

“No se puede ser neutral en esto”, subrayó Kostyuk. “Estas declaraciones de ‘No a la guerra’ me duelen porque no tienen sustancia”.

“Ver a los jugadores (rusos) en el lugar me duele mucho. Y verlos con el único problema de no poder transferir el dinero y demás. De eso es de lo que hablan, es inaceptable para mí”, lamentó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here