Excelsior (México)

Los líderes autoritarios en el mundo se respaldan unos a otros, sin importar sus banderas o si son de izquierda o de derecha, aseguró el líder opositor de Venezuela, Juan Guaidó.

Las dictaduras se respaldan de manera automática, así como las democracias tienen un mecanismo para respaldarse. El dilema o el debate hoy trascendió a simplemente izquierda o derecha, es anacrónico. El debate es entre democracia o no, ante las dudas debemos respaldar la democracia”, dice a Excélsior en videollamada.

Esto es evidente, afirma, en las relaciones entre su país con Rusia, con Cuba o Nicaragua.

Hace tres años, el líder opositor venezolano Juan Guaidó se autoproclamó presidente encargado de su país y fue reconocido por casi 50 países.

Hoy apunta que los objetivos son lograr una transición, así como elecciones libres.

Adelanta a este diario que la oposición se mantendrá como un solo bloque con una candidatura única. Y sostiene que más que pensar en postularse, prefiere promover las elecciones en su país.

Para él, la relación entre Moscú y el chavismo se hace evidente al ayudar a burlar las sanciones por violaciones a los derechos humanos.

¿Cree que Maduro ha utilizado las mismas narrativas que el presidente Vladimir Putin?

Constantemente: ubica a un enemigo externo o a uno interno para poder tercerizar las responsabilidades. Durante años han usado al imperialismo como enemigo externo, pero eso va mutando, a lo interno es la oposición en Venezuela, a los comerciantes, a productores. Cuando es la corrupción de la dictadura la que destruye Venezuela. Es una invasión dura, cruda, dantesca, barbárica la que está sucediendo en Ucrania, cuando defienden integridad territorial, cuando quieren ser una democracia. Al igual que lo hace Nicolás Maduro en el interior. Hoy Maduro tampoco aguanta ninguna narrativa cuando hay siete millones de habitantes refugiados y 74% de pobres en situación extrema, sólo será comparado con un país en guerra, un país invadido, que tienen una guerra a las puertas de su casa.

Hoy como nunca, en Venezuela, los mecanismos de la democracia están a prueba. Los venezolanos rechazamos esa relación de Maduro con Putin, es una reacción de la sociedad venezolana al unísono. Ellos han respaldado la narrativa de la guerra y de la muerte, en detrimento de la posibilidad de un acuerdo, de una solución diplomática, que estamos buscando todos los demócratas en el mundo”, agregó el líder opositor.

¿Cuál es la disposición de reactivar las negociaciones con el chavismo en Ciudad de México?

Estamos dispuestos a retomar el proceso de inmediato. Pero tampoco confundimos el mecanismo con el objetivo. El objetivo es una elección justa en Venezuela, lograr una transición pacífica en nuestro país. Los objetivos se mantienen: cese de la usurpación, transición y elecciones libres. Conscientes de que el mejor mecanismo para lograr la transición ordenada y democrática pasa por la expresión popular. No puede ser a la nicaragüense de 2021, que apresaron a los precandidatos. O a la venezolana de 2018, que inhabilitaron a los partidos políticos y menos a la bielorrusa, donde el líder democrático fue encarcelado. Ahí tenemos lo que tenemos que evitar.

Qué ponemos en la mesa: no sólo reinsertarnos en el compás de la comunidad internacional, en el concierto del mundo libre, el levantamiento progresivo de sanciones de cara al cumplimento de un acuerdo.

¿Y en todo esto, cuál debería ser el papel de México?

Levantar la voz ante lo que representa Maduro en la región. Mantener la independencia en ese sentido respecto a la crisis en Venezuela es importante. Ya no da para relativizaciones lo que sucede en Venezuela, mucho menos para analizar el mal.

Respaldar a la democracia, a la atención a las víctimas de la dictadura que se traduce en atención a los refugiados. Nos piden visa para entrar a México a los venezolanos, cuando se habla de una crisis migratoria México-Estados Unidos o Centroamérica. Si se reconocen esas crisis migratorias, cómo no reconocer el origen que es una dictadura brutal.

Reconocer a Maduro es reconocer una política de muerte, de aliados de la guerra. Lo que espero es que se fortalezca esa voz en defensa de la democracia y unas elecciones libres.

En el caso Alex Saab también hay vínculos con México, ¿qué evidencia esto?

El régimen de Maduro es una cleptocracia, se estima el saqueo a los recursos de la nación hasta de 600 mil millones de dólares. Sólo en el caso Saab, hay dos mil 100 millones de dólares en lavado de dinero. Jugaron con sobreprecio para los alimentos del subsidio para el hambre de los venezolanos.

No solamente es un reflejo de la corrupción de la dictadura, es un reflejo de la miseria humana al jugar con el hambre. Que entiendan los corruptos que tiene consecuencias jugar con el hambre y que tarde o temprano la justicia cuelga.

¿Hay más casos CLAP en Venezuela?

Sin duda. En este momento puede solamente empeorar, continúan las redes de contrabando. Es un paraestado. El estado venezolano dejó de ejercer su función, en la ausencia de servicios, la pobreza extrema, lo que alimentan es la precarización.

¿De qué manera ejerce contrapeso la libertad de expresión?

Es contrapeso natural, mientras exista presión, censura pública o privada, hay que estar en constante alerta en América Latina, la democracia vendrá con la fortaleza de las instituciones, la independencia de los poderes, el resguardo a los contrapesos del poder, las organizaciones civiles y la prensa libre. Esas son las alertas tempranas de unas pretensiones populistas o autoritarias de cualquier gobierno.

¿Cómo se ha fortalecido la oposición desde 2019?

La alternativa democrática en Venezuela hemos tenido altos y bajos en los últimos diez años. Hemos aprendido mucho como conjunto, con movilizaciones, protestas masivas y pacíficas. Pero hemos visto cómo nos han perseguido. Hemos aprendido que nos enfrentamos no sólo a una dictadura convencional, sino también a una especie de corporación criminal.

La democracia no es una garantía nada más, es una lucha constante, no la podemos dar por sentada. Para poder defender la integridad del ser humano, la independencia, los contrapesos naturales, la transparencia.

Si hubiera elecciones hoy en su país, ¿llamaría a votar?

En dictadura es un falso dilema votar o no votar. El reto que tenemos es lograr votar, que la gente se exprese y que valga el voto. El resto es cómo participar, que valga y hacer valer el resultado. Proponemos garantías, el derecho a elegir y ser elegido, no puede ser la dictadura quien elija a los candidatos, por persecución política, inhabilitaciones, recuperar el derecho al voto a que valga.

¿En unas elecciones como las que ustedes buscan, usted buscaría la candidatura presidencial?

Yo lo que busco es la elección presidencial. Lo que te puedo decir es que vamos a tener un candidato unitario que va a representar a toda la alternativa democrática venezolana. Lo hemos hecho muy bien en la última década, hemos logrado primarias, acuerdos con una unidad fuerte que nos dio una victoria en el parlamento. Lograr la elección presidencial de manera competitiva es un reto en el corto plazo y pensando en una candidatura no pienso en una candidatura propia, pienso en una candidatura unitaria que represente a todos los venezolanos y dirimir oportunamente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here