Excelsior (México)

El coordinador de los diputados del PRI, Rubén Moreira, advirtió a Morena y sus aliados del PT y el Verde Ecologista, que no se discutirá y votará la iniciativa presidencial de la reforma eléctrica si no se realiza una propuesta alternativa que contenga propuestas de la Alianza Va Por México, conformada por el PAN, PRI y PRD.

Al participar en la apertura del Foro Nacional de Transición Energética, Región Centro-Estado de México, el líder de los priistas en San Lázaro afirmó que la reforma eléctrica se dará cuando “el trabajo legislativo esté maduro”.

Rubén Moreira reconoció que el grupo mayoritario de Morena tiene que presentar la iniciativa; sin embargo, ésta debe considerar a la oposición y las opiniones de expertos y ciudadanos convocados durante los foros del Parlamento Abierto en la Cámara de Diputados y los encuentros que han tenido los priistas en Nuevo León y el Estado de México replicando el modelo.

¿A quién le corresponde hacer una nueva propuesta? Al grupo mayoritario, sin embargo, PRI-PAN y PRD el día de ayer tomamos la determinación de hacer algunas puntualizaciones y presentarlas pronto ante los ciudadanos, porque lo que ustedes nos digan, servirá para esa nueva propuesta”, aseguró.

Ante militancia priista del Estado de México, el también presidente de la Junta de Coordinación Política de la cámara baja, enfatizó que el voto de los ciudadanos permitió que la Alianza Va Por México sea un contra peso y una parte vital para definir la viabilidad de los cambios constitucionales.

En el caso de la iniciativa del Ejecutivo Federal para darle el control a la Comisión Federal de Electricidad del abasto eléctrico, dijo que no es viable con la redacción actual.

“La ciudadanía nos dio a Va Por México la posibilidad de parar cualquier reforma constitucional que nosotros consideremos que no es benéfica para México, y nosotros consideramos que así como está completa, como nos la presentan no tienen viabilidad y eso hay que dejarlo muy claro”, expresó.

El ex gobernador de Coahuila manifestó que coinciden en la idea de Morena de la reducción de tarifas eléctrica, sin embargo, la estructura de la iniciativa no aclara la forma en que se logrará, a lo que denominó como “iniciativa de buenos deseos” y que podría salir de los subsidios pagados por los impuestos de los mexicanos.

Rubén Moreira también destacó que en caso de que no se vote la reforma, Morena podría convertir el tema en un discurso político.

Ellos hacen la afirmación que nosotros estamos de acuerdo en que haya electricidad más barata, el tema es que no nos dicen cómo, el tema es que esa iniciativa que es una lista de buenos deseos, pero no nos dicen qué va pasar en corto plazo, pues le aumentaría el subsidio, solo que el subsidio sale del impuesto de ustedes”, opinó.

Moreira reiteró la postura del PRI en que la iniciativa contenga la transición energética, mantener autónomos a los órganos reguladores del sector eléctrico; igualmente, la producción de energía eléctrica debe diversificarse; y dejar claro que no habrá consecuencias internacionales para México, derivadas de la cancelación de contratos previamente firmados.

La diputada mexiquense por el PRI, Melissa Vargas, y encargada de la organización del foro, destacó que fueron convocadas 32 organizaciones ambientalistas, 103 empresarios, industriales del Estado de México, miembros de 6 universidades, a miembros y asistentes de diferentes ayuntamientos, además de 104 miembros de la sociedad civil, para ampliar el alcance y las áreas de oportunidades de la Reforma Eléctrica.

“Se trata en resumen, de tener varias miradas para tener la mejor decisión, impulsar así adecuaciones legales que pongan a México a la vanguardia, sobre todo, en particular en el tema ambiental”, destacó.