Mario Vargas Suárez

El título de hoy tiene varios sinónimos como desliz, culpa, caída, traspié, resbalón, etc… Nuestro idioma es rico en palabras con el mismo significado y en el caso de hoy, refiero el tema a la política electoral del momento en Tamaulipas.

Estamos a unos meses de que, respetando los tiempos de la Constitución Local, los ciudadanos residentes en el estado, elijamos a quién representará al Poder Ejecutivo en Tamaulipas del 2022 al 2028. Solo que las arenas movedizas de la política se mueven inusualmente, contra toda lógica.

Particularmente me refiero a la imagen de Morena, como organización política en Tamaulipas, cuando un militante viene insistiendo, mediáticamente, la inconformidad por el resultado de una real o supuesta encuesta para obtener la precandidatura de la Coalición Juntos Haremos Historia.

Dijo el dirigente Nacional de Morena, Mario Delgado Carrillo, que el triunfador de la encuesta fue el Dr. Américo Villarreal Anaya (AVA), dejando en segundo lugar a la también galena, Maki Ortiz Domínguez (antes del PAN).

Pese a que los dirigentes de la Coalición Morena, Partido del Trabajo y Verde Ecologista de México, ratificaron la precandidatura de Américo Jr., el que se dice tamaulipeco, Alejandro Rojas Díaz Durán, senador suplente del líder del Senado, Ricardo Monreal, ha movido los falsos hilos de una nueva convocatoria para determinar ‘al candidato de a deberás’.

Por su parte, la Dra. Maki Ortiz Domínguez, calladita y muy discreta, ha impugnado los resultados de la encuesta de Morena para candidato a gobernador de Tamaulipas, ante los tribunales, aunque en Tamaulipas, se ‘topó con hueso’ y el TRIETAM ratificó a AVA, lo que originó una nueva impugnación, pero ahora ante una instancia superior.

El miércoles 16 de marzo, en las primeras horas de la tarde, los medios de comunicación en Tamaulipas informaron que la Sala Superior del Tribunal Electoral Federal (SPTEF) determina una suspensión… entiéndase, no cancelación, de la precandidatura del Dr. Américo Villareal Anaya de la Coalición a la gubernatura del estado.

El tema es importante y más subrayar que el expediente está fuera de la jurisdicción tamaulipeca, puesto que actualmente es un tribunal federal quién ha determinado suspender el proceso de Morena y no es tema local, no puede adjudicarse este acto a ninguna autoridad estatal.

Desde luego se puede interpretar como golpe federal a Morena, a pesar de que ‘las malas lenguas de las buenas gentes’ aseguran que “están contradiciendo lo que el presidente López ordena…” dirían los mal pensados y aspiracionistas neoliberales.

Lo que mucho no quieren entender, es que AVA no está desconocido, está suspendido, con la finalidad de que los integrantes de la Sala Superior del Tribunal Electoral, estudien con mayor profundidad el expediente y revaloren las pruebas para obtener conclusiones y fallar lo que proceda.

¿Favorece o perjudica esta suspensión al Doctor Villarreal? Depende del ángulo que le mire, porque para unos, esta será una prueba de firmeza en su candidatura. Otros lo mirarán como un tropiezo del partido presidencial y acentuar más el divisionismo en ese partido.

¿Esto favorece la imagen del Ing. César A. Verástegui, El Truco? Indudablemente que los más optimistas lo verán como puntos a favor; aunque los más conservadores cuidarán los detalles porque la campaña, no empieza oficialmente.