Milenio

El presidente Andrés Manuel López Obrador reprochó que el presupuesto que el gobierno de Estados Unidos aprobó para ayudar a Ucrania durante su invasión es mucho mayor al que México ha solicitado para ayudar a frenar el flujo migratorio en Centroamérica.

En La Mañanera, el mandatario señaló que durante su reunión de la semana pasada con el secretario de Seguridad interior estadunidense, Alejandro Mayorkas, se trataron temas como la inversión en programas de bienestar para combatir la migración en América Latina; a la vez que lamentó e exceso de burocracia para aprobar este tipo de iniciativas.

“Veía yo lo que se aprobó para Ucrania fue una cantidad mucho mayor de lo que se está necesitando para apoyar a los pueblos pobres de los países de Centroamérica y el Caribe, entonces de eso tratamos, la verdad es muy buena la relación pero hay mucha burocracia también allá, yo creo que el elefante está más grande y más reumático que el de nosotros”, dijo.
Insistió en la necesidad de invertir e implementar políticas sociales en El Salvador, Honduras y Guatemala para evitar que la gente tenga que migrar por necesidad, ya que hasta el momento se lleva mucho tiempo con la propuesta “y no se ha podido lograr que haya una respuesta favorable”; pues recordó que “nadie sale de sus comunidades y abandona su familia por gusto”.

Añadió que de esta manera se puede atender los pueblos de centroamericanos para que tengan esperanzas de vivir con dignidad, “como lo merecen”. Recalcó que se ha solicitado al gobierno estadunidense inversión para ampliar programas como Sembrando Vida y Jóvenes Construyendo el Futuro, ya que aunque México está ayudando, “no tenemos suficientes recursos”.

“Acaban de autorizar recursos para Ucrania y está bien, es su política de proteger a Ucrania, han decidido eso, pero eso lo aprobó el congreso estadunidense, creo que en dos días y el apoyo para los hermanos centroamericanos ya va para cuatro años y no se aprueba”, criticó.
López Obrador acusó que se trata de un compromiso que no se ha cumplido, y sostuvo que no hay razón alguna para detener la iniciativa, sin embargo, para muchos de los legisladores de la unión americana “no es importante”.

​​LP