Publimetro

Considera que Sánchez ha enviado un «mensaje de debilidad» a Marruecos y cree que el PP no debe respaldarle

El expresidente del Gobierno José María Aznar ha tachado de «error histórico» el giro que ha dado el Ejecutivo respecto al Sáhara Occidental y ha considerado que con ello el presidente, Pedro Sánchez, ha enviado un «mensaje de debilidad» a Marruecos que «pagaremos muy claro».

En una entrevista en RNE, recogida por Europa Press, Aznar ha afeado al Gobierno que ha procedido a cambiar una posición histórica y que «afecta a responsabilidades históricas de España» en lo relativo al Sáhara Occidental «sin consenso y sin debate» al haber sostenido que el plan de autonomía marroquí para la antigua colonia española es «la base más seria y realista» para una solución.

En política exterior, ha señalado, se puede optar por una u otra acción «pero hacerlo sin consulta y sin debate parlamentario previamente me parece una gravísima temeridad y un error incalculable». Además, con cierta ironía, la agradecido a la Casa Real marroquí que haya «tenido la deferencia de informar a todos los españoles de lo que ha hecho el Gobierno español».

Para el expresidente del Gobierno, «España muestra su vulnerabilidad y su debilidad» a Marruecos que mantienen «dos reivindicaciones muy claras, el Sáhara, donde España sigue teniendo responsabilidades según la legislación internacional, y las ciudades de Ceuta y Melilla». «La debilidad es provocativa», ha incidido.

MENSAJE PELIGROSÍSIMO

El Gobierno, ha añadido, ha entregado «una parte de nuestras responsabilidades a cambio de nada» y con ello lo que le ha dicho a Marruecos es: «ustedes decidirán cuándo quieren aprovechar la próxima ocasión». «Es un mensaje de debilidad y de vulnerabilidad absolutamente peligrosísimo», ha insistido.

Así pues, no solo es «una temeridad» sino que «se ha cometido un error de consecuencias históricas y que pagaremos muy caro», ha advertido, alertando de que se pagará «con factores adicionales como es el energético», en referencia a la decisión de Argelia de llamar a consultas a su embajador tras el giro del Gobierno español.

Aznar ha sostenido que la forma de blindar Ceuta y Melilla es «la política, la economía y el factor militar y hay que jugar con estos tres». «Disuadir que se haga algo en contra tuya por la vía que sea requiere voluntad y capacidad y España ya ha demostrado que no tiene voluntad en este momento, otra cosa distinta son nuestras capacidades que habría que analizar».

«Si nuestra política se ha debilitado, la posición económica no es suficiente y si en la posición militar la parte de la voluntad falla y falla la parte política y de capacidades, pues estás en una situación no deseada», ha resumido el antiguo mandatario.

En cuanto a si el giro del Gobierno puede afectar la búsqueda de consensos con el PP y el diálogo entablado ahora con Alberto Núñez Feijóo, Aznar ha sostenido que Sánchez no parece estar buscando acuerdos, porque si lo hiciera no se comportaría «de esa forma».

«Cuando los acuerdos se buscan a posteriori no se buscan consensos lo que se buscan son adhesiones», ha reprochado. «En mi opinión, el PP no se tiene que adherir a ninguna decisión que considere que es un error», ha añadido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here