Forbes México

Seguros Atlas, Seguros Inbursa y otras aseguradores han pagado más de 196 millones de dólares por el desplome y caída de aeronaves —de marcas como Learjet, Texan, Pilatus, Antonov, Aermacchi y Cessna —, así como de helicópteros —MI-17, MD 530F, Bell, AW109SP — que eran volados por integrantes de la Fuerza Aérea Mexicana y la Coordinadora General de Aeronáutica Naval.

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y la Secretaría Marina (Semar) cobraron la compensación de las aseguradoras por las 81 aeronaves accidentadas entre enero de 2005 y enero de 2022, revela información a la que tuvo acceso Forbes México.

Durante los accidentes de los aviones y helicópteros bajo el resguardo de la Fuerza Aérea Mexicana y la Coordinadora General de Aeronáutica Naval fallecieron más de 111 militares y marinos; las aeronaves fueron declaradas como pérdida total.

Lee: La 4T estima pagar 4,667 mdp en 2022 por aviones comprados por Calderón y Peña Nieto

En los últimos 17 años, hay registro de que se accidentaron 19 helicópteros Bell, que estaban bajo el resguardo de la Secretaría de la Defensa Nacional.

La Sedena perdió 9 aviones Cessna, 7 helicópteros (MD-530) de Mcdonnell Douglas, 6 aviones T-6C de Beechcraft, 5 aviones Pilatus PC-7 y uno Pilatus PC-6 y otro Pilatus PC-9 de Pilatus Aircraft, así como 7 helicópteros Mi-17 y 4 aviones militares Aermacchi.

También hubo fallas y se siniestraron 3 helicópteros MI-8, 2 aviones Antonov An-32, un avión Bonanza F-33C, un avión de transporte utilitario ARAVA, un avión de entrenamiento Stearman, un helicóptero EC 725 de Eurocopter, un helicóptero AW 109 de AgustaWestland y un Learjet 45XR.

Sin dar mucho detalle de los modelos y empresas, la Secretaría de Marina tiene registro de la pérdida de 5 aviones y 9 helicópteros en accidentes entre enero de 2005 y enero de 2022.

La comandancia de la Fuerza Aérea Mexicana y la la Coordinadora General de Aeronáutica Naval implementan una serie de acciones para evitar cualquier siniestro y problemas con los aviones y helicópteros.

“Se investigan todos los accidentes, incidentes u operaciones inseguras que se presentan para analizar, comprender y adoptar acciones proactivas a fin de evitar que ocurran; asimismo se fomenta la elaboración de reportes de riesgo operacional para identificar, evaluar y corregir condiciones inseguras en el desarrollo de operaciones aéreas y actividades conexas”, señala la Fuerza Aérea.

La comandancia de la Fuerza Aérea Mexicana agrega que hace empleo permanente de simuladores, entrenadores sintéticos, maquetas y sistemas computarizados para la práctica de procedimientos del medio aeronáutico y ejercicios de toma de decisiones en ambientes controlados.

De igual forma supervisa que la operación y mantenimiento de aeronaves, vehículos, equipo de apoyo y material se realice por personal debidamente capacitado y certificado, así como emiten directivas, recomendaciones y boletines para fortalecer el adiestramiento y reducir y minimizar riesgos en materia de seguridad operacional.

“Se instruye al personal sobre la importancia de aplicar los principios básicos de seguridad, asimismo que mantenga alertas de las actividades y entorno en que se desarrollan para detectar peligros y eliminar o minimizar los riesgos”, añade la entidad dependiente de la Sedena. Y promueve la cultura de seguridad mediante conferencias, estudios de casos, lecciones aprendidas, aplicación de nuevas tecnologías.

“El factor humano es el más importante, es por eso que en el año 2006 se creó el Centro de Capacitación y Entrenamiento para Tripulaciones de Vuelo, el cual tiene como propósito capacitar y entrenar al personal que integra las tripulaciones de vuelo”, afirma Semar.

En 2014 se creó la Coordinadora General de Aeronáutica Naval, dependiente del Estado Mayor General de la Armada y con ella, el área de la Coordinación de Seguridad Aérea y así disminuir la incidencia de incidentes y accidentes aéreos dentro de la Institución.

Asimismo, se creó el Departamento de Medicina Aeroespacial, el cual da seguimiento al personal de tripulaciones de vuelo para mantenerlo en el mejor estado psicofísico, contribuyendo también al aumento de la seguridad aérea.

Cada año, la Secretaría de la Defensa Nacional contrata la póliza de un seguro para la flota aérea que en 2020, 2021 y 2022 quedó en manos de Seguro Atlas, así como en 2018 y 2019 fue asignada de manera directa a Seguros Inbursa.

La póliza contratada con Seguros Atlas da un seguro para 213 aeronaves con ala fija de la Sedena, 119 con ala rotativa, así como para 20 aeronaves no tripuladas, conocidas como drones, que son usadas para la videovigilancia de activos estratégicos.

Según el contrato suscrito entre la Sedena y Seguros Atlas, la empresa aseguradora se compromete a pagar la reparación de la aeronave siniestrada, entregándose a la Sedena en condiciones de aeronavegabilidad vigente o en iguales condiciones a las que se encontraba antes del siniestro.

Seguros Atlas cubre las aeronaves propias y operadas en nombre de la Sedena, quien es el responsable de acuerdo a la Cédula de Aeronaves, así como de todas las refacciones de las aeronaves, motores de repuesto, herramientas y equipo terrestre.

“Cubre la responsabilidad legal de la Sedena de manera directa y a terceras personas que puedan surgir de sus intereses y operaciones de aviación, excluyendo la responsabilidad de la aeronave cubierta en el presente”.

La póliza de Seguros Atlas protege la pérdida o daño a las aeronaves causados por los riesgos de guerra, incluyendo gastos de extorsión y secuestro, invasión, huelgas, conmoción civil, daños maliciosos y riesgos de sabotaje, secuestro, confiscación y requisición.

El seguro da beneficios a los pasajeros civiles y militares, cuando se accidente en una aeronave de la Sedena, así como paga los gastos médicos y relacionados y los riesgos soportales derivados o surgidos de un accidente, mientras estén volando en las aeronaves.

“Respecto a los gastos médicos serán limitados a 350 mil dólares a cualquier persona (tripulantes y pasajeros, así como a la proyección del dictamen médico respectivo”.

En relación a las aeronaves no tripuladas se cubre al personal operativo contra accidentes personales, mientras estén en funciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here