Un funcionario estadunidense dijo este lunes que los servicios de inteligencia sugieren que el malestar del multimillonario ruso Roman Abramovich y los negociadores de paz ucranianos que participaron de las reuniones con Rusia se debió a un factor ambiental, y no a un envenenamiento.

Citando a personas familiarizadas con el asunto, The Wall Street Journal y el medio de investigación Bellingcat informaron que Abramovich y los negociadores sufrieron síntomas que se sospechaba eran de envenenamiento a principios de este mes después de una reunión en Kiev.

La inteligencia sugiere que esto fue ambiental”, declaró el funcionario estadunidense, que habló bajo condición de anonimato y se negó a dar más detalles.

¿Qué pasó?

El diario The Wall Street Journal había informado que Abramovich, quien aceptó una petición ucraniana para ayudar a negociar el fin de la invasión rusa, y al menos dos altos cargos del equipo ucraniano se habían visto afectados por molestias.

Sus síntomas incluían ojos rojos, lagrimeo constante y doloroso, y descamación de la piel en sus caras y manos, añadió el informe del periódico.

El diario señaló que Abramovich y los negociadores ucranianos, incluido el legislador tártaro de Crimea Rustem Umerov, han mejorado desde entonces y que sus vidas no corren peligro.

Una persona familiarizada con el asunto confirmó el incidente, pero dijo que Abramovich no dejó de trabajar.

El Kremlin ha dicho que Abramovich desempeñó un papel inicial en las conversaciones de paz entre Rusia y Ucrania, pero que el proceso estaba ahora en manos de los equipos negociadores de ambas partes.

Las fuerzas rusas invadieron Ucrania el 24 de febrero en lo que el presidente Vladimir Putin llama una “operación militar especial” para desmilitarizar y “desnazificar” a su vecino.

Kiev y Occidente dicen que Putin lanzó una guerra de agresión no provocada.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here