Milenio

El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que el avión presidencial se rentará para viajes particulares luego de que el gobierno federal no lograra venderlo, además estará expuesto en el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) para que los ciudadanos lo conozcan.

En la conferencia mañanera, el mandatario adelantó que la aeronave se entregará a la empresa Olmeca-Maya-Mexica, de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la cual opera el AIFA, para que lo administre, sin embargo, el TP-01 no podrá ser utilizado por ningún funcionario público.

“El avión se va a entregar a la empresa Olmeca-Maya-Mexica, así se llama la empresa que va a operar el Tren Maya y los aeropuertos de Tulum, Chetumal, Palenque y el AIFA. Se va a entregar el avión para que puedan rentarlo y que se utilice para que no esté sin volar y que pueda tener ingresos su renta, para pagar sus gastos y el mantenimiento, ya tomamos esa decisión”, dijo.
López Obrador declaró que el avión se quedará en Santa Lucía abierto al público, pero “si alguien quiere, porque se va a casar, ya lo pensó bien y quiere llevar a sus familiares y amigos” lo podrá utilizar, no obstante, aclaró que deben de ser viajes largos.

Sugirió que la aeronave puede ser utilizada para transportar a los invitados de bodas, 15 años, cumpleaños, o para empresas que quieran darle un reconocimiento a sus trabajadores, y no descartó que se pueda volar en él para viajes a Cancún o a Los Cabos.

“Es una cosa impresionante, muy lujoso, de modo que es una experiencia. Hay quienes están pagando ahora para ir al espacio y pagan muchísimo, entonces se va a tener el avión ahí”, añadió.
El jefe del Ejecutivo federal aclaró que no se descarta la venta siempre y cuando se haga al avalúo, pero insistió en que a la Federación le ha costado trabajo realizar la transacción ya que “lo hicieron muy extravagante y hecho a la medida, es decir, lo hicieron como lo solicitaron”; lo que dificulta darle otro uso o reconvertirlo para el turismo.

“Tiene como 10 lugares que son exclusivos, entonces reconvertirlo, volverlo avión comercial de 240 lugares ya no es posible, costaría muchísimo, inclusive hasta técnicamente, hasta por el material que tiene, por eso ha costado tanto venderlo, no se ha podido y tampoco queremos rematarlo, se tiene que vender a precio de avalúo y no han querido comprarlo”, admitió.
En este sentido, el Presidente recalcó que esta situación no se debe de olvidar, pues servirá de antecedente para que no se repita y se invierta en este tipo de bienes. Por ello, el avión no podrá ser usado por los funcionarios.