Reuters

La aerolínea estatal de Dubái, Emirates, seguirá volando a Rusia hasta que sus propietarios le digan que no lo haga, dijo el martes su presidente, Tim Clark.

Emiratos Árabes Unidos se ha negado a tomar partido entre las potencias occidentales y Rusia y no se ha sumado a las sanciones mundiales impuestas a Moscú por su invasión de Ucrania.

“Mientras el Estado, nuestro propietario, nos exija volar allí, seguiremos haciéndolo”, dijo Clark.

“Llevamos productos humanitarios en nuestras bodegas. Tenemos ONGs viajando dentro y fuera de Rusia. Tenemos a la comunidad diplomática entrando y saliendo de Rusia (…) así que lo que estamos haciendo es ser un facilitador, sin tomar una posición política en esto por el momento”.

Clark dijo que el conflicto de Ucrania supondría un cambio de paradigma para la economía mundial, incluida la aviación civil, si no se resuelve pronto.

“Si esto se resuelve cuanto antes, la presión de la globalización, la presión de la demanda de múltiples sectores dentro de la economía mundial será tal que podremos superar esto. Cuanto más tiempo pase, más difícil será”, señaló.

(Reporte de Riham Alkousaa, Ghaida Ghantous y Yousef Saba; escrito por Nadine Awadalla. Editado en español por Javier Leira)

TEMAS PARA TI