Milenio

Los diputados locales aprobaron una reforma a la Ley de Salud del estado en materia de atención materno-infantil, la cual contempla la implementación de comités para prevenir la mortalidad materna e infantil.

La reforma establece que en los Servicios de Salud se promoverá la organización institucional de Comités de Prevención de la Mortalidad Materna e Infantil a efecto de conocer, sistematizar y evaluar el problema y adoptar las medidas conducentes.

La atención materno-infantil tiene carácter de prioritario y comprende: la atención integral de la mujer durante el embarazo, el parto y el puerperio, incluyendo la atención psicológica que requiera; la prevención de la transmisión del VIH/Sida y otras infecciones de transmisión sexual, en mujeres embarazadas a fin de evitar la transmisión perinatal; así como la atención del niño y la vigilancia de su crecimiento y desarrollo integral, incluyendo la promoción de la vacunación oportuna, atención prenatal, la prevención y detección de las condiciones y enfermedades hereditarias y congénitas; además de la aplicación del tamiz neonatal ampliado; el diagnóstico oportuno y atención temprana de la displasia en el desarrollo de la cadera; y la atención de la salud visual, bucal, auditiva y mental.

En la organización y operación de los Servicios de Salud destinados a la atención materno-infantil, las autoridades sanitarias estatales en sus respectivos ámbitos de competencia, apoyarán y fomentarán acciones tendientes a fomentar la práctica de la lactancia materna así como erradicar la discriminación hacia las mujeres que la realicen en vías y espacios públicos.

Los Servicios de Salud deberán implementar al menos un banco de leche humana en alguno de los establecimientos de salud con servicios neonatales, además de las reformas a la Ley de salud del estado, los legisladores locales aprobaron también las reformas a la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes.