La Jornada

Washington. El ejército de Estados Unidos no está en condiciones de confirmar de forma independiente los relatos ucranios de las atrocidades cometidas por las fuerzas rusas contra civiles en la ciudad de Bucha, pero tampoco tiene motivos para refutar las acusaciones, sostuvo ayer un alto funcionario del Pentágono.

No podemos confirmar los reportes, dijo en referencia a las imágenes divulgadas el fin de semana por el gobierno ucranio que muestran muchos cadáveres en una calle de Bucha, suburbio de Kiev.

El vocero del Pentágono, John Kirby, señaló después: creo que es bastante obvio, no sólo para nosotros sino para el mundo, que las fuerzas rusas son responsables de las atrocidades en Bucha.

Kirby agregó que Estados Unidos no sabe exactamente qué unidades rusas, ya sean contratistas o chechenas, son las presuntas responsables de los sucesos en Bucha.

El gobierno ucranio acusó a Rusia de haber ejecutado a civiles durante su retirada de Kiev, lo que Moscú ha negado.

Más tarde, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, pidió un juicio por crímenes de guerra contra su homólogo ruso, Vladimir Putin, y afirmó que buscará implementar más sanciones.

Pero a la pregunta de si Rusia cometió genocidio durante su operación militar especial en el país, respondió: no.

La agencia de noticias Ap indicó que “resulta difícil demostrar el crimen de genocidio porque la fiscalía tendría que mostrar que los asesinos o sus responsables tenían una intención específica de destruir total o parcialmente a un grupo de personas.

Vieron lo que sucedió en Bucha, aseveró Biden, quien hizo los comentarios a la prensa después de que su par de Ucrania, Volodymir Zelensky, visitó Bucha, donde calificó las acciones de las tropas rusas de genocidio.

Hemos seguido proporcionando a Ucrania las armas que necesita para continuar con el combate. Y tenemos que reunir todos los detalles para tener un verdadero juicio por crímenes de guerra, añadió Biden, al calificar a Putin de gobernante brutal. Lo que sucede en Bucha es inaceptable y todos lo ven, agregó.

Según funcionarios de la Casa Blanca, las conversaciones para aumentar las sanciones contra Rusia se intensificaron.

El New York Times informó que imágenes de satélite muestran cadáveres en Bucha desde hace tres semanas, cuando la ciudad era controlada por los rusos. Publicó que las imágenes satelitales fueron entregadas recién por Maxar Technologies al periódico, las cuales refutan la versión rusa de que la matanza de civiles ocurrió después de que sus soldados dejaron la ciudad el pasado 30 de marzo.

El rotativo comparó un video del 2 de abril realizado por un miembro del consejo local e imágenes satelitales que muestran al menos 11 cadáveres en la calle Yablonska, en Bucha, que están ahí desde el 11 de marzo, cuando Rusia aún ocupaba la localidad. Existen otros videos de imágenes satelitales que muestra cadáveres desde el 20 y 21 de marzo, refirió el Times.

Rusia centrará su ofensiva en el este y zonas del sur de Ucrania, aseveró la Casa Blanca. Moscú está reposicionando sus fuerzas para concentrar sus operaciones ofensivas en el este y partes del sur de Ucrania, afirmó ayer el asesor de Seguridad Nacional Jake Sullivan.

La embajadora estadunidense ante la Organización de Naciones Unidas, Linda Thomas-Greenfield, mencionó que su país espera que pasado mañana se celebre una votación en la Asamblea General para suspender la participación de Rusia en el Consejo de Derechos Humanos del organismo mundial.

En tanto, el canciller federal alemán, Olaf Scholz; el presidente de Francia, Emmanuel Macron; el premier de Italia, Luigi Di Maio, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, condenaron las presuntas ejecuciones de civiles en Bucha