Milenio

Los comercios previo al inicio de vacaciones de Semana Santa ya relajaron las medidas sanitarias, algunos en los accesos ya no cuentan con filtros o solamente tienen un bote de gel, pero sin personal que mida la temperatura.

Un recorrido por los espacios comerciales y de venta de comida, exhibió que existe ya una confianza en los responsables de los establecimientos, ya que desaparecieron los filtros sanitarios o lo minimizaron casi en su totalidad.

Blas Castillo, titular de la Comisión Estatal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Coepris) en la zona sur, indicó que la recomendación a los negocios es que no se relajen y que cumplan con las recomendaciones sanitarias para protección a los clientes.

Sin embargo, fue más que evidente que después del anuncio de la Secretaría de Salud de Tamaulipas de que el cubrebocas en espacios abiertos ya no era necesario, se mostró una relajación entre la ciudadanía.

De acuerdo a la Coepris en Tampico y Ciudad Madero, fueron 130 los negocios que lograron tener el certificado de comercio seguro, mientras que aún existe la solicitud de otros 300 establecimientos más que pretenden obtenerlo.

“El llamado que le podemos hacer a los responsables de los establecimientos es que mantengan los filtros, las medidas sanitarias porque el covid-19 es una enfermedad que se mantiene entre nosotros”, sostuvo el funcionario.
Refirió que la ciudadanía debe recordar que el coronavirus, aunque en este momento sea menos peligroso, es un padecimiento que ha costado la vida de cientos de personas en territorio tamaulipeco.

La regidora Juana Laura Rivera, comisionada de Salud en el Cabildo de Tampico, manifestó que la relajación se da en los negocios de comida de la zona, ya que aunque aún es un requisito utilizar cubrebocas en espacios cerrados, la gente busca la oportunidad de no ponérselo.

Detalló que hay comensales que ingresan a comer, se quitan el cubrebocas, pero luego siguen platicando y ya no se lo vuelven a poner, lo cual es algo que se ha vuelto más común luego de la disminución de los casos positivos.

Se ha detectado también en centros comerciales, que se han colocado termómetros fijos con dispensadores de gel antibacterial, que ya no hay personas que hagan obligatorio el paso obligado de los clientes por el filtro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here