La Jornada

Ciudad de México. En enero la compra de bienes y servicios por parte de las familias en México, con excepción de vivienda y bienes de lujo, moderó su crecimiento mensual y registró siete meses consecutivos al alza.

De acuerdo con el Indicador Mensual del Consumo Privado en el Mercado Interior (IMCPMI) a enero de 2022, el cual dio a conocer este miércoles el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el consumo privado registró un aumento en términos reales de 0.3 por ciento durante el primer mes del año frente al mes inmediato anterior, cuando avanzó 1.5 por ciento, con cifras desestacionalizadas para hacer comparables los periodos.

El consumo de bienes y servicios en el país aún está 1.1 por ciento por debajo de enero de 2020, antes de que estallara la crisis sanitaria por la pandemia, pero también alcanzó un nivel máximo desde que estalló la crisis sanitaria.

Por componente y con datos ajustados por estacionalidad, en enero de 2022 el consumo de bienes y servicios de origen nacional avanzó 0.4 por ciento respecto a diciembre y de bienes de origen importado disminuyó 1.0 por ciento.

En la parte nacional, el consumo en servicios avanzó 0.8 por ciento mensual en enero, mientras que bienes cayó 0.2 por ciento.

En enero de 2022 y con cifras desestacionalizadas, el IMCPMI mostró un alza anual de 7.3 por ciento. A su interior, el gasto en bienes de origen importado ascendió 9.9 por ciento y el gasto en bienes y servicios nacionales creció 6.8 por ciento (el de los servicios subió 11.6 por ciento y el de los bienes 2.7 por ciento).