Milenio

Margaret Griffiths, una mujer en Ynyshir, Rhondda, en Reino Unido, demostró que, pese a sus 100 años de edad, nunca es tarde para aprender y decidió tomar clases de computación para estar al día con la tecnología que no conoció cuando era maestra en una primaria.

De acuerdo con BBC News, la mujer se inscribió a clases semanales para mantener su mente activa. Margaret nació en 1921 en Aberaeron, Ceredigion, y dio clases por 40 años en la escuela Cwmlai, Tonyrefail, hasta ser directora de la escuela primaria Whitchurch en Cardiff.

Tras dedicarse a la enseñanza y jubilarse, se prometió aprender algo nuevo todos los días. “Pasé mi vida en el mundo de la educación y sigo aprendiendo hasta el día de hoy. Nunca he parado”, dijo según BBC News.

Margaret Griffiths estudia computación en Porth Plaza, una biblioteca que ofrece acceso para sillas de ruedas y ofrece clases, seis días a la semana.

“A los 100, todos los demás estudiantes son más jóvenes que yo, pero disfruto mucho de las clases y de la compañía”, manifestó la mujer, según consignó el sitio de noticias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here