Animal Político

En una hora, tres de los cuatro abogados acusados de pertenecer presuntamente a una red de corrupción, evitaron una vez más ser imputados por el caso de las presuntas extorsiones al jurista y empresario Juan Collado. No pisaron la sala donde la Fiscalía esperaba acusarlos de cometer presuntamente los delitos de asociación delictuosa, tráfico de influencias, extorsión y operaciones con recursos de procedencia ilícita y aún así evitaron ser procesados.

¿Por qué no se presentaron? Porque uno de ellos tenía COVID-19, los otros, al estar en contacto con él, eran sospechosos de haberse contagiado, así lo informaron sus representantes legales.

Al principio la Fiscalía General de la República (FGR) intentó alegar frente al juez federal de control del Reclusorio Norte la no justificación de la inasistencia a la audiencia, pero después del intercambio de opiniones respecto a la pandemia, dudas sobre la prueba de laboratorio, y quejas porque en la sesión pasada uno de los entonces imputados también tuvo el virus, los fiscales finalmente retiraron la solicitud de formulación de imputación, y decidieron centrarse solamente en David Gómez Arnau, el único acusado que asistió.

Fue así como, de momento, dejó de existir un acto legal contra Juan Araujo, César González e Isaac Pérez Rodríguez. “Los defensores de esos tres imputados dejamos la sala, y pues nos vamos a comer o, a ver qué hacemos”, declaró Fernando Benítez, el nuevo abogado de Juan Araujo, pues su anterior defensa dejó de serlo el pasado miércoles, pues también es sospechoso de COVID-19.

“A mí me solicitaron hace 12 horas para participar en la defensa de Juan ‘N’, yo vine a aceptar la defensa temprano”, declaró Benítez a medios de comunicación tras salir del juzgado.

A pesar que la Fiscalía retiró su solicitud, dejó sobre la mesa que buscará medidas cautelares, como una posible orden de aprehensión contra estos abogados, señalados de supuestamente haber presionado y extorsionado al litigante y empresario Juan Collado, aprovechando su supuesto vínculo con el exconsejero jurídico de la Presidencia, Julio Scherer, a cambio de su libertad.

El único imputado
Previo a la audiencia, en la sala estaba Juan Collado vistiendo un saco de lana, charlando con sus abogados en voz baja, moviendo sus manos como si estuviera dando órdenes, mientras que a su lado derecho estaba David Gómez Arnau y su defensa, quienes lo miraban de forma fija, desafiante. Antes de la audiencia solo se escuchaban susurros, movimiento de hojas, así inició lo que sería un debate intenso entre la Fiscalía y la defensa.

Una vez superado el tema del COVID, ahora sí la Fiscalía quería lanzar sus hipótesis y acusaciones contra David Gómez Arnau, pero la defensa no lo permitió: su primer comentario fue que se habían agregado actos a la carpeta de investigación y no les había dado tiempo de leerlos. Luego pidieron al juez aplazar la audiencia.

Los fiscales fueron a la carga, argumentando que los nuevos actos del expediente eran: “oficios que no los pone (a la defensa y el imputado) en indefensión”.

Luego de 40 minutos de debate, el juez federal de control José Rivas González aplazó por tercera ocasión la audiencia inicial registrada bajo la causa penal 550/2021, poniendo como nueva fecha el próximo 12 de abril a las 14:00 horas.

El pasado 8 de marzo hubo otro intento fallido para realizar la audiencia, pero el entonces imputado Isaac Pérez Rodríguez envió una notificación donde exponía que tenía COVID, de modo que se reprogramó.

El primer intento sucedió el pasado 28 de febrero, en esa ocasión la audiencia fue por videoconferencia, pero las partes se enfrascaron en un debate respecto a violaciones al debido proceso y se aplazó.

Lo que sigue
En la sesión de este jueves, los fiscales defendieron su derecho a seguir investigando y a incorporar los nuevos elementos a la carpeta de investigación, lo cual fue aprobado por el juez federal.

Se espera que el próximo martes 12 de abril, la Fiscalía realice las imputaciones contra David Gómez Arnau. En marzo pasado Animal Político publicó que en la carpeta de investigación FED/FECOC/UEIDCSPCAJ-CDMX/0001645/2021, se encuentran al menos 60 datos de prueba distintos, entre los que hay decenas de mensajes de WhatsApp, correos electrónicos, un audio que da cuenta de las negociaciones para que Collado entregara su empresa Libertad Servicios Financieros y un cheque por un pago equivalente a un millón y medio de dólares, entre otros.

Juan Ramón Collado Mocelo, quien fuera abogado de Javier Duarte, Mario Villanueva y Raúl Salinas de Gortari también, está preso desde 2019 acusado por delitos de delincuencia organizada, fraude y operación con recursos de procedencia ilícita.

En octubre del año pasado, Collado acusó ante la FGR que fue víctima de presuntas extorsiones de Julio Scherer, por medio de los abogados Juan Araujo, César González, Isaac Pérez Rodríguez y David Gómez Arnau.

Al ser cuestionado sobre Julio Scherer, Mauricio Flores, abogado de Collado, dijo que será la fiscalía quien determine si solicitará que el exconsejero jurídico de Presidencia sea citado a la audiencia inicial.

Scherer por su parte acusó el mesa pasado que la denuncia de Collado forma parte de una presunta estrategia del fiscal general, Alejandro Gertz Manero, encaminada a perjudicarlo, por una supuesta venganza por no acceder a su petición de influir en su beneficio en la Suprema Corte, por el caso que sostenía contra la familia Cuevas Morán.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.