El Contribuyente

Si los asalariados presentan su declaración anual y aplican deducciones personales, podrían obtener saldo a favor y solicitar su devolución.

Las deducciones personales son los gastos que las personas físicas tienen derecho a disminuir de sus ingresos acumulables. Es decir, son cantidades que se pueden restar a los ingresos, que son la base sobre la que se aplica la tasa del impuesto sobre la renta (ISR).

Lo anterior se hace para disminuir el pago del ISR que tienen que realizar los contribuyentes como parte de su declaración anual, o para generar un saldo a favor o aumentarlo.

Cultura de temor al SAT
Pero de acuerdo con una nota publicada por El Financiero, en México hay una cultura de temor al Servicio de Administración Tributaria (SAT)

Por eso, indica que muchos contribuyentes no obligados a presentar declaración, no se atreven a enviar el documento por su cuenta, como es el caso de los asalariados con ingresos menores a 400 mil pesos.

Devolución de saldo a favor
El director de la app TaxDown, Enrique García, dijo al diario que es muy probable que a dichos contribuyentes les pudiera resultar un saldo a favor.

“En realidad no se están librando de un peligro, sino que se están perdiendo del derecho de reclamar algo que les corresponde. En España, las personas están acostumbradas a calcular para saber si realmente tienen derecho a una devolución”, ejemplificó García.

Deducciones personales
Elio Zurita, especialista del Colegio de Contadores Públicos de México, explicó al diario que muchos asalariados desconocen si tienen deducciones de gastos médicos y de dentista, hospitalarios, funerarios, de colegiaturas, de donativos u otros. El especialista indicó que los contribuyentes podrían presentar su declaración, aplicar dichas deducciones y obtener un saldo a favor.

“Por ello, es importante que no le tengan miedo al SAT e ingresen a su buzón tributario, en donde ya viene precargada toda la información y verifiquen los gastos que hicieron en el año y por los que pidieron factura para que los hagan deducibles y puedan obtener una devolución”, recomendó.

Las personas físicas aun siendo asalariadas tienen derecho a deducir de impuestos más de una docena de gastos.