Dinero en Imagen

El diferencial que existe entre las tasas de interés con México y la de Estados Unidos, el conflicto bélico en Europa del este y el perfil crediticio que mantiene la deuda soberana, son elementos que inyectan atractivo a la deuda gubernamental, coincidieron expertos consultados por Excélsior.

Carlos González, director de Análisis de Monex. comentó que en los últimos 10 años el diferencial de tasas de interés en deuda de corto plazo entre México y Estados Unidos ha sido de 450 puntos base en promedio, y actualmente ronda los 625 puntos base, lo que significa que los inversionistas en el país están recibiendo un mayor rendimiento.

En momentos donde hay mayor certidumbre, confianza y tranquilidad de los mercados, este diferencial llega a ser menor. En el 2015, por ejemplo, llegó a niveles cercanos de 300 puntos base. En momentos de incertidumbre y volatilidad ha llegado a niveles cercanos a 700 puntos base, que fue en marzo de 2020 que coincidió con la pandemia. Este diferencial es un atractivo para los inversionistas porque el mercado paga más”, detalló.

Cristina Morales, directora de Inversiones Análisis de Valmex, comentó que actualmente esta diferencia de tasas de interés, de los bonos locales frente a los de Estados Unidos, se ha dado en todos los plazos, desde corto hasta los de 30 años.

Para el bono de 10 años, comentó que hay un diferencial promedio de 500 puntos base, con un máximo de 650 puntos.

Lo importante es que ese diferencial sea elevado para que las tasas sigan siendo atractivas y creemos que así seguirá en el año, y se mantendrá en promedio en 600 puntos base. Y que eventualmente el bono local podría aguantar parte del alza en el bono americano. Estos niveles actuales si son atractivos para los inversionistas internacionales”, expuso.

En días pasados la Reserva Federal de Estados Unidos incrementó en 25 puntos base su tasa de referencia, por lo que las tasas se ubican en un rango de entre 0.25% a 0.5 por ciento; en México la tasa de referencia es de 6.50 por ciento.

Carlos González comentó que además de la diferencia de tasas de interés entre México y Estados Unidos, la crisis entre Rusia y Ucrania ha permitido una reorientación de los flujos de capital.

Los bonos asiáticos. o bonos emergentes en mayor medida expuestos a la crisis como los europeos, se canalizan a mercados emergentes menos expuestos, particularmente a los bonos de América Latina y de México”, sostuvo.

Demanda de Cetes
De acuerdo con los datos del Banco de México (Banxico), la tenencia de valores gubernamentales en manos de extranjeros reporta un incremento de 6.36% en Cetes en su acumulado al 29 de marzo de 2022.

Cristina Morales, analista de Valmex, señaló que se podría ver menos salida de capitales ante las perspectivas sobre la calificación soberana, pues ya han quedado atrás preocupaciones sobre el manejo de las finanzas públicas.

La perspectiva fiscal es favorable si lo comparamos con otros países y eso es un factor para mantener ese atractivo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here