La Jornada

El presidente Andrés Manuel López Obrador rechazó que haya destapado al secretario de Gobernación, Adán Augusto López como posible aspirante a sucederlo en el 2024 y reiteró que el candidato de Morena a la Presidencia de la República debe ser seleccionado, en su momento, a través de una encuesta, en la que a su juicio podrían participar hasta cinco candidatos.

Citó entre los aspirante al propio secretario de Gobernación, Adán Augusto López; a la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum y al secretario de Relaciones Exteriores Marcelo Ebrard.

Dejó claro que “todo quien quiera puede participar en la encuesta” lo podrán hacer, aunque no tantos, ya que técnicamente sería complicado que fueran, por ejemplo, 20 y recalcó que él apoyara “al que salga mejor” en ese sondeo formal realizado por Morena, porque las viejas practicas del “tapado” y “los destapes” están erradicadas.

El tema salio a relucir durante su conferencia matutina, realizada en Quintana Roo, cuando una reportera le preguntó si un día antes durante una reunión con diputados, dio su apoyo al titular de Gobernación Adán Augusto López. Su respuesta fue: “Lo que hice ayer fue preguntar a los legisladores pero no sobre la presidencia de la república. Les pregunté, porque sabía que esa iba a ser la respuesta, si consideraban que era un buen secretario de Gobernación y contestaron que sí”.

Agregó que Adán Augusto López es “un buen secretario de Gobernación, pero lo otro (su candidatura presidencial) no me corresponde a mí”. Es con la gente. Lo que puedo decir es que Adán me está ayudando mucho como secretario de Gobernación, pero no solo se trata, si si se está pensando en eso, en Adán. Podría decir que la jefa de gobieno, Claudia Sheinbaum es de primera,, íntegra, honesta, y podría decir lo mismo de Marcelo Ebrard”

El presidente López Obrador ironizó después y dijo que “donde no hay materia es en el bloque conservador. Bueno, si hay, está Carlos Loret de Mola, Chumel, Carmen Aristegui, la esposa del ex presidente Calderón, Quadri, Diego podría”. Mencionó también a Claudiom X González, al dirigente del PRI, Alejandro Moreno, al del PAN, Marko Cortés, Mauricio Vila, Zepeda, hay muchísmos”.

Pero, recalco, “en el frente progresista veo que hay también y son muchos muy buenos, pero al final el pueblo es el que va a decidir”. No hay ya lo otro, el llamado dedazo,que precisó, surgió con Porfirio Díaz.

“Eso ya se acabó, es el pueblo el que decide y elije. Por qué estoy yo como presidente, porque el pueblo elige.”. Insistió en que no fue un dedazo, ni lo impusieron los medios.

El ejecutivo federal insistió en que el método para elegir al candidato de Morena está en los estatutos de ese partido. Deberán ser encuestas serias, “no cuchareadas” y recordó que en la elección del 2012, él contendió por la candidatura presidencial con Marcelo Ebrard y le ganó “no por mucho”, pero el actual secretario de Relaciones Exteriores, “aunque lo estaba mal aconsejando”, se puso “cera en los odios y no escucho el canto de las sirenas.

Ebrard en ese entonces, “actuó con rectitud y reconoció el resultado de la encuesta”.