Milenio

Los problemas financieros del Aeropuerto Internacional de Ciudad de México (AICM) muestran un escenario al alza, ya que su deuda con Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA) mostró un incremento mensual de 122 por ciento, al ubicarse en 2 mil 440 millones de pesos en el primer trimestre del año en curso, por el concepto de servicios corporativos y técnicos, además de la consultoría en materia aeronáutica y administrativa.

De acuerdo con el reporte financiero de ASA, los pasivos al respecto del AICM a finales de 2021 eran de mil 098 millones de pesos.

De esta forma el AICM se convirtió en el principal deudor de la empresa estatal, muy por encima de la extinta aerolínea Mexicana de Aviación, quien dejó un pasivo de mil 191 millones de pesos.

ASA dijo que esta obligación del aeropuerto capitalino se “trata tanto de la contraprestación por servicios corporativos de enero a junio de 2021, así como de sus ajustes inflacionarios de diciembre de 2020 a mayo de 2021”.
La compañía estatal informó que el calendario de pagos de los 2 mil 400 millones de pesos del AICM será pactado en noviembre del año en curso.

El aeropuerto capitalino forma parte de la infraestructura principal que contempla el gobierno de Andrés Manuel López Obrador de su sistema aeroportuario en el centro del país, junto con el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), ubicado en la base aérea de Santa Lucía, Estado de México, y el Aeropuerto Internacional de Toluca (AIT).

ASA es encargado de la venta de turbosina en los más de 62 aeropuertos del país, donde cuenta con toda la infraestructura necesaria para su almacenamiento, siendo el AICM el centro donde más capacidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here