El Universal Online

Ayer por la tarde, la Comisión Ambiental de la Megalópolis activó la contingencia atmosférica, en fase uno, por ozono. Esta es la medida con la que las autoridades combaten las amenazas ambientales. Tras alertar a la población de la calidad del aire, las autoridades hacen una serie de recomendaciones para aliviar los efectos de la contaminación. Habitualmente, se sugiere que la población no salga y permanezca en interiores. Además, se suma la indicación de evitar el uso de algunos servicios, como el es caso del programa “Hoy no circula”, en donde una serie de vehículos deben suspender su circulación, durante un día.

¿Qué pasa si alcanzamos la fase dos de contingencia ambiental? La contingencia ambiental, producida por la contaminación, no es una situación exclusiva de la Ciudad de México, sin embargo, es la zona de nuestro país que, con más frecuencia, produce alertas ambientales, pues si bien, la polución está siempre presente, cuando se establece esta advertencia de salud pública, puede poner en riesgo la salud de la población cuando los niveles de contaminación aumentan considerablemente, por ello es que, las autoridades recomiendan mantenernos en casa, de ser posible, y evitar las actividades al aire libre.
Lee también: Enamorarse, ¿es una elección o el destino?, la UNAM te lo explica

¿Cuáles y cuántas fases de contingencia ambiental hay?
Aunque estas medidas preventivas varían dependiendo la fase en la que se encuentra la contingencia, son aplicadas a lo largo de 24 horas, intervalo que puede prolongarse si la situación no mejora y la contaminación no disminuye.
Pero, ¿sabías que, antes de alcanzar estas medidas, los gobiernos establecen una etapa de “precontingencia”?. Es establecida cuando la calidad del aire es muy mala, por lo que se suspenden actividades al aire libre, se prohíbe la quema de sólidos y líquidos.

Durante la fase uno se limita el uso de vehículos, pues la calidad del aire se encuentra en niveles “muy malos”. Por ello, se toman medidas como la suspensión de actividades industriales y la reducción del servicio en gasolineras.

Mientras que en la fase dos, cuando el aire se considera con una calidad “extremadamente mala”, las medidas son más drásticas, por ejemplo, suspender las actividades en las escuelas, oficinas, instalaciones culturales o recreativas.

Para definir cuando la contingencia ambiental, los expertos miden los niveles de ozono, dióxido de nitrógeno, dióxido de azufre o monóxido de carbono que se mantienen contenidos en el aire. Cuando estas sustancias químicas rebasan más de 100 puntos o “PM10”, se considera que la calidad del aire es mala. Cuando se mantiene por debajo de los 50 puntos se denomina como buena.

¿En qué momento termina la contingencia ambiental?
Esto ocurre cuando el Índice metropolitano de la calidad del aire (IMECA) contabiliza que el ozono o las partículas menores a diez micrómetros (PM10) son menores a 150 puntos.
Lee también: De misiles antitanque a drones armados: el desfile de armas en Ucrania

¿Cuáles son los efectos a la salud por una contingencia ambiental?
La alta concentración de contaminantes puede impactar a la salud, pues aún cuando la calidad del aire no alcanza sus niveles más extremos, hay personas que se ven afectadas. Unos de los efectos de este fenómeno son enfermedad o irritación en vías respiratorias, daños en los bronquios, y ataques de asma en personas susceptibles a problemas cardiovasculares o respiratorios.
melc

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here