24 Horas

Ante la carestía de precios en alimentos como el huevo, aceite, bistec y leche, entre otros; los nutriólogos recomendaron optar por utilizar otras formas de cocción de los alimentos y buscar productos de temporada.

Amas de casa, consultadas por 24 HORAS, coincidieron en que para preparar la comida de su familia gastan entre 200 y 400 pesos diarios, a pesar de que han dejado de adquirir o sustituyeron comestibles que antes eran parte de su dieta diaria.

Y es que debido a la inflación, el precio de productos de la canasta básica como el pollo, frijol, huevo blanco, limón, jitomate y tortilla, entre otros,se ha incrementado considerablemente y familias mexicanas han dejado de adquirir algunos de ellos.

La nutrióloga Ana Lilia García Monjaraz sugirió consumir alimentos de temporada y realizar preparaciones más saludables, como hervir o cocinar los productos en vez de freírlos.

«En México se utiliza demasiado los capeados, los fritos, los empanizados… preparaciones que llevan un exceso de aceite. Tendríamos que darle prioridad a tipo de preparaciones como asados o al vapor donde te estarías ahorrando esta cantidad extra de aceite que no debería de haber; sería una alimentación más nutritiva (…), es un ganar ganar en todos los sentidos: utilizas menos aceite, gastas menos y es más saludable», manifestó la especialista.

Sin embargo, en este caso, explicó que si se busca un sustituto de dicho producto se puede optar por la manteca, que por ser de origen animal tiene puntos de humo más altos; es decir, evita que se queme.

TE PUEDE INTERESAR: Presentará AMLO plan para controlar inflación
Para Paola Chávez, nutrióloga en LIV Salud Integral, comprar frutas y verduras de temporada es la mejor opción ante el alza de precios.

«(Hay que) aprovechar los alimentos de temporada los alimentos de temporada debido a que van a ser más accesibles porque los encuentras en los mercados, el súper y va a disminuir su precio por la disponibilidad», expresó.

En un sondeo realizado por este diario Pável Flores contó que ha dejado de consumir pollo, chile, huevo y azúcar, entre otros alimentos que incluía en su dieta al menos una vez a la semana.

Relató que antes para preparar la comida de cuatro personas, gastaba en promedio 350 pesos diarios, sin embargo ahora debe utilizar un aproximado de 500 pesos y para ello debe sustituir el pollo comprando carne de cerdo.

Alma Ayala, ama de casa, comentó que en su familia han dejado de consumir con frecuencia algunos alimentos, “de repente llego a comprar pollo pero es una vez a la semana” cuando anteriormente se consumía al menos dos veces a la semana.