Milenio

El coordinador de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, dijo que se buscará modificar el sistema normativo para garantizar el acceso a la justicia a las mujeres, mejorar las condiciones en las que se encuentran quienes son reclusas y puedan obtener su libertad las que purguen una condena injustamente.

“Desde la Cámara de Senadores procuraremos crear y modificar los ordenamientos que propicien que las mujeres sentenciadas injustamente puedan ser liberadas, así como para que existan mejores condiciones de vida en los centros penitenciarios”, señaló.
“Desde la Cámara de Senadores procuraremos crear y modificar los ordenamientos que propicien que las mujeres sentenciadas injustamente puedan ser liberadas, así como para que existan mejores condiciones de vida en los centros penitenciarios”, señaló.

En el marco del Día de las Madres, agregó, el Senado reitera su compromiso con las mujeres para que puedan acceder a la justicia.

A través de un mensaje difundido en redes sociales, el también presidente de la Junta de Coordinación Política destacó que 87 por ciento de las mujeres que están procesadas o sentenciadas son madres, y “es terrible la soledad y la condición” en la que se encuentran.

Por eso, reconoció a la Fundación Rebeca Lan, que las acompaña, asesora y mitiga los momentos de silencio y de dolor al que se enfrentan.

Insistió en que las mujeres en prisión sufren bastante, ya que son invisibilizadas y no se acuerdan de ellas; “es terrible la soledad y la condición en la que están”.

En ese sentido, leyó la carta de María del Carmen, una mujer que asegura estar en prisión por un delito que no cometió, en la cual narra la tristeza por la que pasa al estar alejada de su familia.

“Tengo 47 años de sentencia y apenas van tres. Estoy aquí por el delito de homicidio. Eso es todo lo que sé. La razón por la que me encuentro aquí es porque todo ocurrió en una riña, en unos bailes del pueblo donde vivía”, relató Monreal.
“Tengo 47 años de sentencia y apenas van tres. Estoy aquí por el delito de homicidio. Eso es todo lo que sé. La razón por la que me encuentro aquí es porque todo ocurrió en una riña, en unos bailes del pueblo donde vivía”, relató Monreal.

“Historias de soledad e iniquidad, como la de María del Carmen se repiten en todos los centros de reclusión de nuestro país”, agregó.
“Historias de soledad e iniquidad, como la de María del Carmen se repiten en todos los centros de reclusión de nuestro país”, agregó.