Publimetro

Cualquier intento por desaparecer al INE, es un intento que debe ser detenido. El INE no surgió para darle gusto a Presidentes, Gobernadores o ninguna persona con un cargo. El INE nació para fortalecer a nuestra democracia y ser garante de a vida equilibrada de poderes en esta nación.

El INE nació con la convicción de hacer de México una nación ordenada y generosa y eso es algo en lo que siempre vamos a coincidir como Parido Acción Nacional. Un INE que le de certeza a la decisión popular, un INE fuerte y respaldado por millones de mexicanas y mexicanos como el árbitro más importante que tenemos.

Y es por ello que al enterarnos de lo que pretende hacer el Presidente Andrés Manuel López Obrador para controlar al órgano electoral, aminorarlo y volvernos a los tiempos oscuros del PRI, es otro retroceso mas de la 4T que no debemos permitir.

Morena lleva todo el tiempo que ha gobernado enojado con el INE. Primero por la revancha histórica que tiene López Obrador y que a todas luces parece una venganza por su derrota, no reconocida por él mismo, en el 2006 y por ello flagrantemente ha violado las leyes electorales todas las veces que ha podido y hoy con esta propuesta, busca eliminar las limitaciones para que cualquier servidor público pueda emitir su opinión, injerencia e influencia libremente aun así esto implique utiliza recursos públicos para promover una candidatura o postura. Violar la ley sin más.

No digo que el INE sea perfecto, no digo que su titular tampoco lo sea y sí es una institución muy onerosa, pero en mi consideración lo vale y si hay cosas que corregir hay que observarlas y señalarlas antes de si quiera aspirar a vulnerar al Instituto. De esa manera la oposición hemos planteado una Contra reforma que de manera puntual aspira a lo siguiente:

Segunda vuelta electoral para elegir presidente y elecciones primarias constitucionales el mismo día para todos los partidos. Después del 2006 esta propuesta es buenísima para robustecer nuestro sistema electoral, la segunda vuelta electoral no solo fortalecerá a la o al candidato delantero, sino que permitiría jamás volver a tener una crisis como la vivida en ese entonces y además motivaría a la gente a estar más pendiente del proceso electoral. Obligaría a las alianzas y fotalcer el sistema electoral.

Sanciones a quienes usen programas sociales para cooptar el voto. Esto es letra muerta, no se como decirlo mejor. Dicha prohibición ya está presente en la ley, se incluye en un mensaje en cada promocional de gobierno y aun así la gente se sigue prestando a esto. Es la práctica más común en todos los niveles de gobierno, desde las Alcaldías hasta la Presidencia, los mexicanos que gobiernan se sienten con el derecho de extorsionar a otros.

Y así la gente inscrita en un programa social (muchos de ellos conformados con padrones de simpatizantes del partido gobernante) con tal de no perderlo van y votan como se los indican. Es decir, hay que aspirar a terminar con estas practicas en todos los niveles y en todos los gobiernos. Aprovecharse de las necesidades de las personas debería ser delito, también participar en esta práctica aun cuando se sabe que es un incorrecto debería ser sancionable.

Regulación de las conferencias mañaneras de Ejecutivo en tiempos electorales. En esto vemos tarde pero me parece que es de las más valiosas propuestas. Han sido ya muchas las mañaneras donde el Presidente esparce odio, culpas sin sentido y donde señala a sus oponentes desde la máxima tribuna de comunicación de esta nación, como si fuera Hugo Chávez y siguiendo su manual, paso a paso, para desde ese espacio, decir qué hacer, contra quién hacerlo, de qué hablar, qué callar y a quién destruir y esto, y lo digo con mucho cuidado, solo lo hacen los tiranos, no los demócratas.

Urge regularlas y que el Presidente entienda que sí, aunque se queje, la ley es la ley y en tiempos electorales debe guardarse sus brillantes cometarios.

Nulidad electoral si participa la delincuencia organizada. Esto resulta hasta absurdo plantearlo, de tan urgente que es, de tan obvio y de tan desesperada que es esta situación, pero como oposición es nuestra más grande obligación señalar que el Presidente y su gobierno no están haciendo nada.

Llevamos 4 años ya con un mandatario omiso en estos casos, que hasta de con pruebas en manos prefiere ignorar la injerencia del crimen organizado en muchas elecciones de distintos niveles en el país, ¿no vimos al gobernador de Michoacán sentado en una silla frente a Palacio Nacional esperando a que el mandatario lo recibiera para enseñarle toda la evidencia de la narco elección?

Pero lo único que obtuvimos de Morena, fue silencio. Esto tiene que exigirse y cumplirse.

Dado que se requiere mayoría calificada esto no va a pasar en la Cámara de Diputados, y si bien quizá vale la pena replantear cómo son elegidos los Consejeros Electorales, acerca de la creación de nuevos partidos o si es viable hacer el voto obligatorio (en mi consideración sí), la Reforma planteada por el Ejecutivo solo tiene un objetivo: poder señalar, al ser rechazada como la Reforma Eléctrica, a la oposición para ponerlos como traidores a la Patria y al mismo tiempo seguir vulnerando a uno de sus enemigos favoritos nuestro árbitro electoral.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here