La Jornada

Ciudad de México. La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) apunta a avalar la totalidad de las reformas a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal (LOAPF) que entraron en vigor a partir del gobierno actual, incluyendo la figura de los “superdelegados”.

El pleno de ministros comenzó a analizar este martes las acciones de inconstitucionalidad promovidas por legisladores y partidos de oposición en contra de los cambios en la ley que permitieron la creación de “Delegaciones de Programas para el Desarrollo”, para coordinar, implementar y supervisar los planes de la Secretaría de Bienestar del gobierno federal.

La medida fue tomada para eliminar las 2 mil 300 delegaciones que las secretarías y diversas entidades del gobierno federal tenían, para concentrar sus facultades en solo un delegado por estado, figura a la que se conoce como “superdelegados”.

Los partidos y legisladores de oposición acusaron que con esto se crearía una instancia centralizadora y susceptible de utilizarse para el control político.

El proyecto de sentencia del ministro Luis María Aguilar Morales planteaba darles la razón, argumentando que las facultades de los “superdelegados” no estaban suficientemente delimitadas, lo que generaría incertidumbre jurídica y además distorsionaría el sistema federal de competencias, vulnerando la división de poderes.

Sin embargo, esta posición fue rechazada por 5 de los ministros del pleno, quienes señalaron que los “superdelegados” no tienen otras facultades que las que da la ley a la Secretaría de Bienestar.

“No encuentro que su introducción genere arbitrariedad o un problema de legalidad que ponga ‘en riesgo’ las bases del federalismo ante la falta de pormenorización de su ámbito de atribuciones. Estamos hablando de bases claras para la administración pública federal. No es una norma que distribuya competencias y que trastoque los pilares del artículo 124 Constitucional”, señaló al respecto la ministra Margarita Ríos Farjat.

A la sesión no acudió la ministra Loretta Ortiz, por estar en comisión oficial, con lo que la votación de este punto quedó empatada.

Este resultado es suficiente para desestimar la impugnación, es decir, declararla sin materia, pero el ministro presidente, Arturo Zaldívar, pidió dejar pendiente la decisión hasta que regrese la ministra Ortiz, conocer el sentido de su voto y, si se alcanza una mayoría de seis contra el proyecto, se avalaría la constitucionalidad de la figura de los “superdelegados”.

En esta sesión, la SCJN sí alcanzó mayoría para avalar la facultad de la Consejería Jurídica del Ejecutivo Federal para nombrar a los encargados de las unidades jurídicas de toda la administración pública federal.

También se desestimó la impugnación en contra de las facultades de la Secretaría de Energía para regular tarifas de los energéticos, en coordinación con la Comisión Reguladora de Energía.