Mario Vargas Suárez

28 de junio 2010. Inolvidable no solo para los priístas de hace 12 años, menos a los mudaron de partido. Perene recuerdo para el pueblo de Tamaulipas y de México que supimos del artero asesinato de un candidato que prometía ser diferente y pese a que ‘el partido’ designó como su sustituto al gobierno, a su propio hermano, la duda de las causas y causantes, quedó como información clasificada: Top Secret.

Dicen los viejos que “No hay fecha que no se cumpla, plazo que no se venza, ni deuda que no se pague”, dicho relacionado a que a los doce años del magnicidio del Dr. Rodolfo Torre Cantú, finalmente se tiene la esperanza de que se desclasifique, porque hubo cientos de especulaciones, que ni el mismo Egidio, quizá supo porque a ojos vistos le interesó más ejercer el ¿mando? en Tamaulipas.

Pese al asesinato de su hermano, el gobernador Egidio Torre siguió con el discurso poco creído y se limitó a dejar pasar los días, semanas, meses y finalmente años. Cambiaron los procuradores entonces y el ‘secreto’ del asesinato siguió así.

El gobierno del panista Francisco García Cabeza de Vaca, permaneció exactamente igual que los gobiernos federales de Felipe Calderón (PAN), Enrique Peña Nieto (PRI) y los 4 años de Manuel López (Morena).

El periodista Magdiel Hernández publicó recientemente que: “El Servicio Especial de la Mujer (SIEM-México) informa que mil 271 políticos y políticas han sido asesinados en lo que va del siglo XXI: 144 mujeres y hombres que buscaban un cargo de elección popular, precandidatos y candidatos la mayoría a gobiernos municipales (81 por ciento): un 14 por ciento a diputación estatal y gubernaturas y 6 por ciento restante por diputaciones federales.

¿Habrá sorpresas sobre el asesinato del Dr. Rodolfo Torre Cantú? o seguirá quedando en secreto de la familia ‘revolucionaria’?

Pasando al tema central de hoy, le comento que apareció la ficha, palabrita que tiene por lo menos una decena de sinónimos, entre los que destaca el de la ‘corcholata’ que en un lenguaje común es la tapa de un refresco al que, obligatoriamente, tendría que utilizarse un destapador o ‘llave’ como regionalmente también de le conoce.

El título nada tiene que ver con una alerta policial y por favor olvídese de algún juego de azar o de aquél grupo musical español conocido como “Parchis” (1980) con sus Fichas: Roja, Verde, Blanca, Azul y Amarilla.

El título más bien va por la moda que impone el primer mandatario de la nación, cuando quiere ser auténtico sin imitar al pasado -contexto al que él mismo perteneció-, con el auge de los ‘tapados’ del Revolucionario Institucional, antes poderoso partido político mexicano.

Las ‘corcholatas’, como llama el presidente Manuel López, a los precandidatos a la presidencia de la República, según su propia óptica: Claudia Sheinbaum Pardo, Jefa de Gobierno de la CDMX, Adán Augusto López Hernández, Srio. De Gobernación y Marcelo Ebrard Casaubón, Srio. de Relaciones Exteriores, los está ‘placeando’ por el país, vía Morena.

Pareciera que el Ejecutivo olvidó, a propósito, un personaje con el que se presume ha tenido acuerdos muy en lo oscurito y ya en el poder, ha intentado por muchos medios evadirlo, neutralizarlo. Me refiero al zacatecano Ricardo Monreal Ávila (1960), solo que la

habilidad del Senador, le ha significado muchos dolores de cabeza al de Tabasco, por ello “dio” la indicación para que lo incluyera en el placeo de Saltillo, junto a Claudia y Adán. Marcelo no, por reportarse contagiado de COVID-19.

Ahí están las corcholatas, no de Morena, del presidente López y pese a las críticas fuertes al aparente ‘vacío de candidatos’ de la oposición, este lunes reapareció la figura de Enrique de la Madrid Cordero (1962), hijo del expresidente (1982-1988) Miguel de la Madrid Hurtado (1934-2012)

De la Madrid es abogado por la UNAM, Maestría en Administración Pública por la Universidad de Harvard; exprofesor del ITAM; coordinador técnico de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV); diputado federal; director general de Financiera Rural; director general del Banco De Comercio Exterior; y Secretario de Turismo.

En los medios de comunicación ha sido columnista de periódicos: Reforma, Milenio, Organización Editorial Mexicana, El Universal y participa como comentarista en el programa “Primera Emisión de Enfoque” de Leonardo Curzio.

Hasta ahora es el único que levanta la mano… ¿El panista Francisco García Cabeza de Vaca, estará en la misma posición?