Forbes

El presidente López Obrador dijo que irá a EU a cerrar filas con el presidente Biden para controlar la inflación que enfrentan ambos países.

En la víspera de su cumbre con el presidente Joe Biden, en Washington DC, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que uno de los principales objetivos será atender el tema de la inflación que afecta a Estados Unidos y México y cerrar filas para contener la alza de precios.

En conferencia de prensa desde Palacio Nacional, el mandatario mexicano expuso que la migración también será un tema importante a tratar poniendo en énfasis los programas de cooperación para el desarrollo en México y en Centroamérica.

“En general es una reunión para reafirmar nuestro compromiso de trabajar juntos en beneficio de nuestros pueblos. Hay temas bilaterales como el de la migración que tiene que ver con los programas de cooperación para el desarrollo no sólo de México sino el apoyo a países de Centroamérica.

“Vamos a tratar el tema inflacionario, es un asunto mundial y podemos cerrar filas y trabajar de común acuerdo para controlar la inflación en Estados Unidos y en México también con medidas bilaterales”, expuso el jefe del Ejecutivo federal.

Los planes de México en este tema versan en la reciprocidad de precios. Es decir, mientras en México el precio de los combustibles es más barato y se permite a los ciudadanos estadounidenses abastecerse, se buscará que Estados Unidos contribuya en el comercio de alimentos, ya que en México es donde más afecta la inflación.

En el tema migratorio, el gobierno de México tiene planteado pedir a Joe Biden la emisión de visas temporales de trabajo para migrantes mexicanos y centroaméricanos y que ello contribuya a recuperar la mano de obra carente en Estados Unidos.

El presidente López Obrador tendrá reuniones con la vicepresidenta Kamala Harris y también habrá encuentros entre empresarios de ambos países. En la comitiva presidencial acompañará Tatiana Clouthier, secretaria de Economía, Marcelo Ebrard, canciller, Víctor Manuel Villalobos Arámbula, secretario de Agricultura y Francisco Garduño, titular del Instituto Nacional de Migración (INM).

Entre la comitiva de empresarios, también asistirá Francisco Cervantes, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) además del presidente honorario de Grupo Carso, Carlos Slim.

“Somos segundos socios de Estados Unidos, segundo socio comercial en el mundo. Estamos hablando de un intercambio comercial constante, permanente y también por la crisis económica actual, por la inflación, México es un país con muchas oportunidades para la inversión y ya se está viendo está llegando mucha inversión extranjera a México, como nunca, y se están fortaleciendo las relaciones económicas y comerciales con Estados Unidos”, explicó.

Como parte de la agenda que llevará a acabo el mandatario mexicano en Estados Unidos, se tiene previsto un homenaje al expresidente Franklin Delano Roosevelt, quien fuera el presidente número 32 de aquel país y al líder social Martin Luther King.

López Obrador adelantó que el tema de seguridad también será tocado en la agenda bilateral a tratar y aunque reconoció que los agentes estadounidenses podrán seguirán operando en el país, lo harán bajo un marco legal y respetando la política en la materia seguida por su gobierno.

“Ya hay una ley, hay un marco legal que se ha respetado, que se establece en esa legalidad cuántos agentes pueden estar en México, los informes que tienen que estar rindiendo a nuestro país y que no pueden actuar por su cuenta ni ordena lo que el gobierno independiente soberano de México lleva a cabo en materia de política de seguridad”, señaló.