El Universal Online

Pumas, el gigante de la Liga MX que se hizo pequeño en Europa Los Pumas, esos que sólo fueron de paseo a Barcelona, no son dignos representantes de la afición universitaria. Llegaron a Las Ramblas, al Templo de La Sagrada Familia, al Barrio de Gracia, a los Bunkers del Carmel y al Barrio Gótico, pero no al Camp Nou.

La invitación era para jugar al futbol, no para hacer turismo. ¡Qué triste fue ver a Pumas en ese histórico e impresionante escenario! Resultó un ridículo mundial, una vergüenza, deshonra, y no exagero.

En el campo no existió esa garra que tanto se presume del equipo, faltó trabajo mental para convencer al plantel de que no era menos que el rival. Fallaron la estrategia y la planeación del juego —si es que hubo—.

Tuvieron pánico escénico, se hicieron pequeñitos al ver a Lewandowski, Pedri, Raphinha, Dembélé, Busquets, Gavi, Ter Stegen y compañía. Los jugadores ocuparon sus pensamientos en fotos con sus ídolos e intercambio de playeras, y no en cómo enfrentar a los blaugrana. De pena ajena.

La elegante vestimenta blanca del presidente Leopoldo Silva, sentado en el palco de honor, terminó manchada y llena de fétidos olores de una derrota impronunciable y para el olvido. Claro que se esperaba más del equipo, no hay por qué negarlo ahora; lo que vimos fue indigno. De orgullo y pundonor, ni hablamos, porque no los llevaban en las maletas. Una desgracia la actuación de nuestros queridos Pumas. Los aplastaron, los ridiculizaron, los humillaron, les tuvieron lástima.

Seguro pasarán muchos, muchos años para volver a enfrentar a un equipo de tal jerarquía, en un lugar tan emblemático y espectacular como el Camp Nou. Vaya desperdicio de oportunidad. Lo malo es que técnico y futbolistas se lo toman tan a la ligera que para ellos únicamente “se demostró la diferencia entre el futbol mexicano y el europeo”, además de haber sido “una gran experiencia y aprendizaje”.

Concluido el lamentable y bochornoso viaje a Barcelona, viene el siempre importante juego contra el América. De regreso a su cómodo torneo de Liga MX, aquí en donde pasan desapercibidos a los ojos del planeta y en el micrositio donde presumen su grandeza.