Con hechos y acciones, el alcalde Eduardo Gattás Báez cumple este 1 de octubre un año de resultados al frente del Gobierno de Victoria al rescatar, transformar y mejorar la calidad de vida de los habitantes de la Capital de Tamaulipas.

Los logros a la vista de todos, los ha construido escuchando y dialogando con la gente en los recorridos por colonias y comunidades rurales, así como con organizaciones del sector social, empresarial y educativo.

Al asumir la administración, encontró una ciudad destrozada sucia, oscura, insegura y en crisis económica, pero lejos de quedarse en la queja estéril, en compañía de su esposa Lucía Rodríguez de Gattás, empezó a trabajar en la transformación de Victoria.

En este primer año de gobierno, realizó una inversión de más de 158 millones de pesos, de los cuales destino 129 a contratos de trabajo, y dispone de 29 millones más por ejercer, lo que representa un incremento del 76 por ciento respecto al ejercicio inmediato anterior.

Dicha inversión, se ha aplicado en obras de construcción, rehabilitación, conservación y restauración, en beneficio de la población.

En el servicio de limpieza, recibió 6 camiones recolectores funcionando que eran insuficientes para atender las necesidades que requiere Victoria; hoy el Gobierno Municipal cuenta con 25 unidades, con los cuales se han recolectado 95 mil toneladas de basura en este periodo.

Por falta de voluntad e ineficiencia de la anterior administración, recibió la ciudad con una grave crisis de agua y un organismo operador en quiebra, problemas que logro atenuar con el abasto del vital líquido en pipas y una administración correcta del recurso en COMAPA.

En este rubro, cumplió con su compromiso de campaña al impulsar el proyecto de construcción de la segunda línea del acueducto Guadalupe Victoria, y en agosto de este año concreto el de AMA (Abastecimiento Municipal de Agua y Alimentos).

Para atender y resolver problemas sociales, creo las mesas del Agua, Salud y de Seguridad coordinadas a través de la Secretaría del Ayuntamiento, en colaboración de instituciones educativas, militares y de salud de los tres niveles de gobierno.

Gattás Báez reconoce que aún hay mucho por hacer, pero con el trabajo del primer año de gobierno hoy se transita con fluidez por calles, la Ciudad luce limpia, iluminada, segura y se han normalizado la economía y el empleo.

“Lo hemos logrado con una fórmula muy sencilla: gobernando obedeciendo, somos un gobierno que anda en la calle al lado del pueblo, que escucha sus necesidades y trabaja para resolverlas” asegura.

Por los hechos y acciones visibles en la ciudad, empresas encuestadoras de prestigio lo han colocado entre los alcaldes de capitales del México de mejor aprobación y aceptación ciudadana, situación que atribuye al servir con respeto y empatía a la gente.

Al cumplir su primer año de gobierno, Gattás Báez asegura estar contento más no satisfecho con los logros obtenidos, refrendando su compromiso de redoblar esfuerzos para no fallar y responder a la confianza de los victorenses.