-Emanuel Carrillo

El presidente Andrés Manuel López Obrador puso en la mesa su renuncia al cargo si se comprueba que mantiene un pacto con integrantes del Cártel de Sinaloa por sus visitas realizadas al municipio de Badiraguato, lugar de nacimiento de Joaquín “El Chapo” Guzmán, en Sinaloa.

Desde el fin de semana pasado, diversos comunicadores como Sergio Sarmiento, han señalado que el jefe del Ejecutivo federal ha visitado constantemente este municipio, clavado en el triángulo dorado de la siembra de amapola y mariguana, por lo que podría estar relacionado con actividades delincuenciales.

“Es que es extremo, que Sarmiento, pero no solo él, sino otros sostengan que si voy a Badiraguato es porque tengo un acuerdo con el Cártel de Sinaloa, una prueba, una, con eso. Ah, saludó a la señora, a la mamá, en una de mis visitas llegó la señora y la saludé y lo volvería a hacer, porque respeto a la gente mayor, respeto a cualquier persona y tengo mi conciencia tranquila.

“Pero si hubiese una prueba de un acuerdo, si Sarmiento presentara una prueba, renuncio a la Presidencia, porque lo que estimo más importante en mi vida es mi honestidad. Pero él está acostumbrado a mentir, miente como respira y se fue creando la aureola de una gente seria, objetiva, profesional, engañando a muchos”, sostuvo el mandatario federal en conferencia de prensa desde Palacio Nacional.

Durante el fin de semana pasado, el tabasqueño visitó eSinaloa, pero no Badiraguato. Señaló que ir a esta entidad es para supervisar los programas que hagan de México autosuficiente en la producción de granos básicos.

Afirmó que Sinaloa es el “granero del país” ya que tiene 800 mil hectáreas de riego más 600 mil hectáreas de temporal para la producción de 6 millones de toneladas de maíz.