Familias neolaredenses se reunieron en el Panteón Municipal Antiguo para celebrar el día de muertos con música, teatro y poesía como parte del Festival Internacional de la Catrina organizado por el Gobierno Municipal.

Los pasillos del cementerio se llenaron de niños, jóvenes y adultos que recordaron a sus seres queridos en medio de un espectáculo artístico que contó con la participación de talentos locales y extranjeros.

Wendy Monjaras, asistente, confirmó que el Día de Muertos es una celebración que se conmemora en familia pero perdió la costumbre a raíz de la pandemia.

“Por el confinamiento no pude asistir al panteón para visitar a mis difuntos, ahora toda familia estamos en rescate de esta tradición y con la llegada de la alcaldesa vemos el lugar más limpio y con alumbrado, así se disfruta más visitar a nuestros seres queridos”, expresó.

La velada inició con el show denominado “Calaveras y Diablitos”, donde actores y músicos neolaredenses deleitaron a los asistentes con su participación en la que combinaron el teatro musical y la poesía.

Los asistentes agradecieron al Gobierno Municipal por llevar a cabo este tipo de eventos que le dan vida a lugares históricos como el Panteón Municipal Antiguo, que es patrimonio cultural de la ciudad.

Eloiza López, visitante, destacó que la organización de estas fiestas por parte del Gobierno Municipal son importantes porque inculcan desde temprana edad las tradiciones en los niños.

“El festival ayuda a integrar a la familia en una fiesta muy bonita, además es de reconocer el cambio que dio la presidenta municipal al panteón, está muy limpio y puedes caminar libremente sin preocupaciones”, comentó.

Como parte de las actividades, los asistentes disfrutaron también de la demostración binacional de baile multidisciplinario llamado “Hoy danzo para mis muertos”.

Para cerrar con broche de oro, se presentó el grupo francochileno Jimsa, quienes amenizaron la noche con su fusión musical.