-Emir Olivares y Arturo Sánchez

En una franca alusión a la medida establecida por el nuevo dueño de Twitter, el multimillonario Elon Musk, que anunció que cobrará ocho dólares mensuales para verificar las cuentas, el presidente Andrés Manuel López Obrador subrayó: “Estoy esperando lo de si van a liberar al pajarito”.

Así, solicitó al magnate depurar esa red social antes de cobrar a los usuarios para no ofrecer un producto chatarra. “Todavía no he visto nada, sólo que quieren cobrar ¿no? Sí, nada más que nos tiene que dar primero una prueba de que va a ser un medio confiable y con ética”.

En la mañanera de este viernes, el primer mandatario se refirió a la estrategia anunciada por Musk tras adquirir la plataforma, donde se ha denunciado grandes cantidades de los llamados bots y cuentas falsas, por lo que al pagar el servicio se dará entre los beneficios verificar este tipo de contenidos.

“No le hace pagar, pero a ver, primero, pues una tregua, de un año que demuestre que ya se limpió Twitter y que ya no hay bots, que ya no se engaña a nadie, que hay transparencia, que es una regla de oro de la democracia, que hay libertades, que no se va a censurar a nadie y que va a haber objetividad, profesionalismo, se va a hablar con la verdad o se va a transmitir lo que es cierto”.

López Obrador planteó que la empresa debe garantizar el derecho a todos los usuarios de expresarse y manifestarse, y evitar la censura. “Lo puede hacer el señor, porque se ve que tiene arrojo, claro que es para gente grande”.

Indicó que es comprensible que proceso tomará tiempo, pues nada cambia de la noche a la mañana. “Pero él como un empresario debe saber que primero hay que demostrar de que lo que se ofrece es de calidad, primero hay que demostrar eso, y no querer meter al mercado un producto chatarra y cobrarlo caro”.