Por: Francisco Martínez

Cd. Victoria, Tam.- Para garantizar el consumo del agua en la entidad el gobernador Américo Villarreal Anaya presentó un programa hídrico que se realizará a partir del presente mes, informó el mandatario estatal.

De igual forma se anunció que inició una auditoría a todos los organismos administradores del agua en la entidad para determinar la situación en que se encuentran financieramente; esta revisión durará un promedio de 10 días.

Destacó que en Victoria a finales de mes iniciará la perforación de pozos profundos y ultra profundos, utilizando tecnología satelital para garantizar mejores resultados. De igual forma se hizo una solicitud a la Comisión Nacional del Agua para garantizar un reservorio de 2 mil litros por segundo de la cuenca de Soto la Marina, que junto a la segunda línea del acueducto garantizarían el vital líquido en la Capital durante los próximos 100 años.

Otro proyecto es la Cuenca del Pánuco, con lo que se pretende llevar agua a la frontera desde el sur de la entidad, aprovechando como vaso distribuidor a la presa Vicente Guerrero y de ahí mandarla a la presa Marte R. Gómez en Camargo.

Se trabaja además en la rehabilitación del dique “El Camalote”, que surte de agua a los municipios de Tampico-Madero-Altamira, para dar alguna salubre a los habitantes de esta zona; actualmente los daños en este dique provoca la contaminación por agua salada.

En relación al trasvase de agua de la presa “El Cuchillo”, Villarreal Anaya señaló que se envió un oficio a la CONAGUA para que se acelere el diagnóstico y se realice esta acción lo antes posible.

Dejó en claro que no depende de la voluntad del estado de Nuevo León realizar el trasvase: “Tenemos total certeza de que la cordura va a permanecer porque existen las condiciones legales e hídricas para ellos”, señaló el gobernador tras pedir que el tema no se politice.

Villarreal Anaya informó que además se solicitó a la CONAGUA realizar los estudios para destinar agua de las presas “La Boqullla” y “Luis León” a fin de llevarla al cauce del río Bravo y cumplir con el pago del recurso hídrico a Estados Unidos y a la vez dar agua para el riego en los distritos de la frontera de Tamaulipas.