-Eduardo Gutiérrez Segura

Un manifestante fue arrestado por la policía hoy por arrojar huevos al rey Carlos III y la reina consorte Camila en York, el detenido es un activista de Extinction Rebellion que una vez se presentó como candidato del Partido Verde. Patrick Thelwell fue arrojado al suelo por cuatro policías mientras gritaba ‘este país se construyó sobre la sangre de los esclavos’. Mientras tanto, los espectadores gritaban ‘Dios salve al rey’ y ‘vergüenza’.

Imágenes muestran una ‘lluvia’ de huevos volando junto a Su Majestad y rompiéndose en el suelo junto a él mientras los líderes de la ciudad lo saludaban. Carlos III miró brevemente a su alrededor para ver los huevos rotos, pero por lo demás apenas reaccionó. En una biografía en línea, Thelwell se jacta de su larga participación en la política de izquierda, que comenzó en 2015 cuando hizo campaña para expulsar a la parlamentaria conservadora Esther McVey de su escaño en Merseyside debido a sus puntos de vista sobre los beneficios. Fue presidente de la sociedad de jardinería de la Universidad de York y, en un blog donde escribe regularmente sobre el cambio climático, dice que se está preparando para estudiar un doctorado en Desarrollo Global Interdisciplinario.

La conexión entre la coronación de Carlos III y el hijo de Harry y Meghan

Thelwell se presentó como candidato del Partido Verde en las elecciones locales de 2019 para el distrito de Hull Road en York, que ahora está controlado por los laboristas. El año pasado fue condenado por obstruir una carretera después de unirse a otras protestas de XR que bloqueaban un camino que conducía a las imprentas de periódicos. Luego, el primer ministro Boris Johnson calificó el truco de ‘completamente inaceptable’. Después del incidente de esta mañana, el rey Carlos III continuó con una ceremonia tradicional en la que el alcalde dio la bienvenida oficial al soberano a la ciudad de York. Fue realizado por última vez por su mamá, la reina Isabel II , en 2012. Después de los huevos, Carlos III y Camilla parecían muy tranquilos mientras continuaban su caminata y saludaban a algunas de las multitudes. La pareja real estuvo en York para asistir a la inauguración de una estatua de la reina Isabel II , la primera que se instala desde su muerte, como parte de una breve gira por Yorkshire.