-Laura Sánchez

Investing.com – Las condiciones para una tormenta económica, incluido el ajuste monetario, la inflación y la guerra en Ucrania, se han cumplido, ha explicado Jamie Dimon, CEO de JPMorgan (NYSE:JPM), en declaraciones a Nikkei.

Asimismo, Dimon ha advertido de que el mundo puede ver más “sorpresas”, como el casi colapso de los fondos de pensiones del Reino Unido.

Dimon había pronosticado previamente un “huracán” económico en junio, desafiando la perspectiva más alcista de otros ejecutivos de Wall Street en ese momento.

“La tormenta de la que estaba hablando, o la tormenta potencial, incluye inflación, tipos de interés más altos, endurecimiento global, endurecimiento cuantitativo y el efecto de la guerra en la economía global, particularmente los precios del petróleo, los precios de los alimentos, los problemas de la cadena de suministro, etcétera”, advierte dimon. “Todas estas cosas han ocurrido”.

“Son temas muy serios con los que hemos tenido que lidiar” y “todavía no sabemos cuál será el resultado”, alerta Dimon

“Parece que Estados Unidos llegará a cerca del 5% en sus tipos de interés” para fin de año y luego hará una pausa, apunta el CEO de JPMorgan, pronosticando que “con suerte, la inflación estará bajando” para entonces.

Pero también señaló factores que podrían llevar a la Fed a seguir subiendo los tipos. “Hay muchos puestos de trabajo. Los salarios están subiendo. Por lo general, lo que sucede es que la tasa de desempleo sube un poco y los trabajos no son tan abundantes como antes, y eso reduce la inflación salarial. Todavía no hemos visto esto”, afirma el ejecutivo.

Dimon también expresa su preocupación por el auge de la banca en la sombra y la tecnología financiera.

El sistema bancario en la sombra, operado por fondos de inversión y otras entidades que no están reguladas como bancos, “están suministrando mucha liquidez a los mercados financieros”, afirma.

Pero “si un inversor retira su dinero, retira liquidez. Un banco proporcionará liquidez de todos modos”, explica, enfatizando la importancia de la banca convencional.

Por otra parte, aunque Dimon califica la situación en Reino Unido como una “excepción”, adelanta escenarios similares en el futuro. “Es difícil saber de dónde, pero si hacemos una conjetura, será de los mercados crediticios”, asegura.

No obstante, Dimon confía en la salud de la industria bancaria en su conjunto. “Los bancos están, en general, en mucho mejor estado hoy” que durante la crisis financiera mundial de 2008, dijo.

Incluso si Lehman Brothers colapsara ahora, los bancos están obligados a “tener dos veces y media más capital” y “dos o tres veces la liquidez”, concluye.