-Emir Olivares y Néstor Jiménez

La desesperación por la falta de empleo y una baja que no entiende llevó a José de Jesús Quintero Hernández a colarse a Palacio Nacional para pedir el apoyo del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Esta mañana, mientras el mandatario encabezaba su habitual conferencia matutina, el hombre, quien dijo ser ex militar, llegó hasta una de las puertas que colindan con el salón Tesorería y gritó: “¡Señor presidente!”

Desconcertado, López Obrador respondió: “Ahorita voy”, mientras continuaba la conferencia.

Los reporteros de inmediato se levantaron para tratar de ubicar lo que sucedía. Hasta que algunos lograron entrevistar al manifestante.

– Sí, yo fui, yo fui la verdad, pues es que ya llevo dos años, dos años y medio, en el transcurso de dos años he traído cartas para hablar con él, soy ex militar, se ha hecho caso omiso a mis peticiones y hasta ahorita no he tenido un resultado por parte de la Atención Ciudadana, respecto a él, de querer hablar con él -explicó.

Indicó que su intención es exponer al mandatario su precaria situación. “Que vea mi situación a fondo, en realidad yo ya estoy desesperado. Llevó dos años insistiendo querer hablar con él y nomás no. Honestamente ya no puedo más, estoy sin trabajo, sin documentos, estoy en la quiebra total. Tengo casi dos años que no veo a mis hijas, mi mamá falleció hace ocho meses, no tengo nada, tengo 36 años. No tengo trabajo, estoy casi en situación de calle”.

Quintero Hernández detalló que hace cinco o seis años estuvo asignado como militar a Palacio Nacional, por lo que conoce las instalaciones y así vio la oportunidad de poder ingresar.

“Sinceramente, pues vine a dejar un libro que compré, precisamente del presidente, que se llama A mitad del camino y una carta, es la quinta carta que le he venido a traer y la verdad por la desesperación me las ingenié para poder entrar, pregunté a alguien de Atención Ciudadana que dónde había un baño y pues entré. Fue un momento de no saber qué hacer, en ese momento de decisión y me aventé y engañé a los guardias para poder entrar hasta acá, les dije que era de Hacienda la verdad”.

El hombre fue conducido al área de Atención Ciudadana sin que se dieran más detalles.

“Como ex militar, antes de que se venciera mi identificación tenía derecho hablar con él (presidente) y lo que se me ha negado por completo, no sé qué le habrá dicho la institución de mí para no poder hablar con él y siempre se me ha negado”.