-Pedro Domínguez

Antes del 15 de diciembre, el presidente Andrés Manuel López Obrador quiere que se discutan y aprueben sus propuestas de reforma a la ley electoral, pues es cuando concluye el periodo ordinario de sesiones en el Congreso.

En la conferencia mañanera de Palacio Nacional, explicó que podría enviar la iniciativa este fin de semana y no esperará a que se discuta la reforma constitucional, pues ya es un hecho que la oposición no la dejará avanzar.

“Para qué espero, si ya es de dominio público que ya se pusieron de acuerdo, bueno se pusieron de acuerdo desde hace muchos años, pero en esto es muy claro que no quieren ninguna reforma electoral porque quieren tener el control de los órganos electorales, del consejo electoral y del tribunal electoral y el dinero también. Yo quiero que antes de que termine el periodo se vote y como es una reforma legal no se necesitan dos terceras partes de los votos”, dijo.

También, aseguró que los cambios propuestos a la ley electoral no infringen la constitución, pues esta solo incluye que no se permita la compra de votos y reduce el presupuesto del INE.

Sin embargo, dijo que es probable que la oposición acuda ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para que, en efecto, se revise que no se viola la ley.

“Lo tengo bien analizado, los constitucionalistas y además existe la Corte, que no son como eran antes, empleados subordinados al presidente, es un orgullo que ahora estemos viviendo un tiempo en que los ministros son libres”, agregó.

Frente a la imposibilidad de que avance su reforma constitucional, el Presidente en tono irónico pidió aplausos para la oposición que se ha pronunciado en contra del proyecto que buscaba reducir el presupuesto al Instituto Nacional Electoral (INE), a los partidos políticos, que los consejeros y magistrados fueran elegidos por elección popular, entre otros.

“Aquí es el aplauso más fuerte, van a votar en contra de lo que quiere el pueblo, lo que quiere la mayoría del pueblo, ese es el aplauso más fuerte porque no son representantes populares, son representantes de la cúpula del poder político. Creo que deberían renovarse los conservadores aun con sus ideas rancias, antipopulares, racistas, clasistas, deberían de contratar asesores buenos, los timan”, finalizó.