-El Universal Online

Ante subsidios para evitar gasolinazo, recaudación de impuestos no llega a la meta Debido al costo de los subsidios a los combustibles para contener el gasolinazo, y a menores ingresos por medio del cobro del IVA, la recaudación de impuestos no llegó a su meta.

Se tenían programados 3.2 billones de pesos de enero a octubre del 2022 en ingresos tributarios, pero solamente se obtuvieron 3.1 billones de pesos, según datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Es decir, 109 mil 681 millones de pesos menos de lo esperado, pero además registraron una disminución de 0.6% en comparación a igual periodo del 2021.

Los datos de la SHCP en su Informe de las Finanzas y la Deuda Pública, muestran que de enero a octubre el costo del estímulo fiscal que aplica para que los consumidores de gasolinas y diésel paguen solo una parte de la cuota del impuesto especial sobre producción y servicios (IEPS) fue de 88 mil 587 millones de pesos.

Tan solo en el mes de octubre el subsidio representó un impacto a las finanzas del gobierno federal de 2 mil 879 millones de pesos.

Por esa razón, la recaudación del IEPS en general no alcanzó a cumplir la expectativa programada de 343 mil 108 millones de pesos para los primeros diez meses del presente año y solo ingresaron por ese gravamen 74 mil 369 millones de pesos.

El IVA también contribuyó a que no se cumplirá el objetivo de la recaudación total, pues que quedó a punto de lograr el objetivo programado.

Por el contrario, a través del impuesto sobre la renta (ISR), el gravamen que más ingresos deja, logró rebasar lo programado con 1.9 billones de pesos, cuando se estimaron 1.7 billones de pesos al cierre de octubre.

Incluso registró una variación de 14.3% en relación con lo captado por el ISR entre enero y octubre del año pasado.

La diferencia de lo programado y lo observado en materia recaudatoria, fue compensado en parte con los ingresos petroleros que sumaron un total de 1.1 billones de pesos, frente a los 923 mil 610 millones de pesos que se calcularon por la venta de la mezcla mexicana para ese periodo.

Dicho resultado se debió al impulso al alza del precio promedio del petróleo de 36.2 dólares por barril con respecto al establecido en el programa.