-OMAR BRITO.

El presidente Andrés Manuel López Obrador celebró que la estrategia de seguridad pública esté “dando frutos”, pero reconoció que en algunos municipios del país aún se aplica la máxima de “plata o plomo” en contra de los policías, y lamentó el asesinato del coordinador de la Guardia Nacional en Zacatecas, José Silvestre Urzúa.

Al encabezar la 48 sesión del Consejo Nacional de Seguridad Pública, en la Escuela Naval, en Alvarado, Veracruz, el mandatario aseguró que busca que no se corrompa la reforma que le da el mandato de la Guardia Nacional a la Sedena.

“Hay un acuerdo que hemos respetado y seguiremos respetando, que consiste básicamente en trabajar juntos para garantizar la paz y la tranquilidad en nuestro país. Y esto está dando frutos, resultados, porque, como aquí se dio a conocer, estamos logrando detener y reducir la incidencia delictiva. Estamos logrando entre todas, todos, gobiernos municipales, los gobiernos estatales, el gobierno federal, que haya menos violencia y más seguridad para la gente”, afirmó.

Dijo que se debe pintar la raya entre delincuencia y autoridad, y se debe hacer con coordinación.

“Antes ni se hablaban o no había comunicación. La Secretaría de Marina tenía su estrategia; la Secretaría de la Defensa, lo mismo; la Secretaría de Seguridad, igual. Ahora no, ahora estamos trabajando juntos de manera coordinada.

“Tiene muchas virtudes esta estrategia, pero hay algo que se tiene que tomar en cuenta: aun habiendo policías honestos, en lo local es muy riesgoso el cumplir con el deber, porque en el municipio se sabe dónde vive el policía, dónde viven sus familiares, y se aplica, desgraciadamente, la máxima de ‘plata o plomo’: o los cooptan y se ponen al servicio de la delincuencia o los agreden.

“Acabamos de tener en Zacatecas una situación lamentable porque asesinaron al comandante de la Guardia Nacional por ir a una misión, a detener a tres policías municipales vinculados con una banda de delincuentes, en Pinos”.

Con la presencia de 30 de 32 mandatarios estatales, el presidene López Obrador enlistó cuatro puntos básicos para actuar contra la criminalidad y combatir la violencia que aqueja al país: garantizar el bienestar del pueblo, impedir la corrupción, la perseverancia y el trabajo coordinado de todas las autoridades.