-VERÓNICA LÓPEZ.

El sector empresarial respaldó las modificaciones que se plantean al Código Reglamentario Municipal (Coremun) en torno a establecer sanciones y a definir lineamientos sobre la organización de fiestas en salones sociales y la venta de alcohol.

Después que regidores del Ayuntamiento de Puebla dieron a conocer reformas a la normativa municipal para evitar que se repitan casos como el del salón Country San Manuel, en noviembre pasado, donde jóvenes presuntamente resultaron intoxicados tras consumir bebidas adulteradas, Daniel Pérez Varela, presidente de la Asociación Poblana de Salones Sociales y Jardines para Eventos (Apsaje), consideró que esta iniciativa sentará las bases para una competencia leal y certeza de lo “sí podemos hacer y lo que no, en este caso, en nuestro gremio”.

En entrevista, detalló que los salones sociales trabajan con dos tipos de licencias; una con la que pueden operar, pero no vender alcohol y otra, en la que sí se permite la comercialización de bebidas, pero no a menores de edad.

“Se ve con buenos ojos que se asiente que no cualquier salón, por el simple hecho de llamarse así, puede lucrar en el tema de la bebida”.

De igual forma, el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), Carlos Azomoza Alacio, respaldó las adecuaciones que se pretenden al Coremun y confió en su cumplimiento.

“Las sanciones existen, existen en el Coremun se tienen que hacer valer y se tienen que hacer respetar. La venta de bebidas alcohólicas a menores de edad está totalmente prohibida, no es permisible, para ningún negocio, para ningún giro comercial. Estoy de acuerdo en que se tenga que hacer algo aún más enérgico con el tema de la venta de bebida alcohólica a menores de edad”, señaló.

Dijo que desde la Canirac Puebla se promoverán este fin de año dos campañas enfocadas al consumo responsable de alcohol; una dirigida a los conductores de vehículos y otra sobre cero tolerancia a la venta de bebidas embriagantes a menores de edad.

Sobre el mismo tema, el presidente de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco), Marco Antonio Prósperi Calderón expuso que el consumo de alcohol entre menores de edad es un problema que debe atenderse más allá de normas y sanciones a establecimientos.

“Creo que el tema de la venta de bebidas alcohólicas a menores debe estar restringido, es un problema social que debemos atender. En muchas de estas normas estamos apoyando, creo que tenemos un gobierno abierto, que escucha, pero no es sólo hacer las leyes, sino hacer que se cumplan”, señaló.