-Jonathan Collazo

Desde la capital mundialista y durante un homenaje a Pelé, el Presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez mandó un mensaje a la Concacaf, respecto al regreso de México a las competencias sudamericanas (Copa América, Copa Libertadores y Copa Sudamericana), donde no participa desde el 2016.

Domínguez consideró que lo que ha demostrado el Mundial en Qatar es que las dos confederaciones del Continente Americano no deben vivir separadas, ya que se necesita una de la otra para ayudar al crecimiento del futbol en la región.

“Siempre estamos en conversación con Víctor Montagliani, mi colega de la Concacaf, siempre estamos en diálogo abierto y constante porque sabemos nosotros que podemos ayudar al igual que Concacaf nos puede dar una mano”, señaló.

“Si hay algo que mostró este Mundial es que nos necesitamos unos de otros, no podemos vivir partidos, porque cuando juega dos equipos de la misma confederación es mucho más neutral, pero cuando juegan dos confederaciones distintas los equipos se encuentran con diferentes problemas, lo cual demuestra que tenemos que ver la factibilidad también con Europa, África, Asía y Oceanía”.

El directivo de la Conmebol reconoció que si bien estuvo cerca hace unos años la vuelta del balompié nacional a Sudamérica, actualmente no hay nada concreto más que las pláticas que sostienen constantemente con sus colegas de todas las confederaciones.

“Hasta ahora no hay nada concreto, siempre hay y hubo conversaciones desde el 2016 y hasta ahora, siguen habiendo. Hacemos lo mismo con otras confederaciones y esperemos que se pueda hacer. Siempre estamos abiertos al diálogo”, agregó.

Debido a un problema de calendarización, la Federación Mexicana de Futbol (FMF), decidipó salir de las competencias de la Conmebol después de la participación de los Pumas, Toluca y Puebla en la edición del 2016 de la Copa Libertadores.

Ese mismo año la Selección Mexicana tuvo su última aparición en la Copa América Bicentenario, celebrada en Estados Unidos, y la que quedará recordada por la eliminación ante la Selección de Chile con una goleada histórica 7-0.