-Pedro Domínguez

El presidente Andrés Manuel López Obrador reprochó al gobierno de Estados Unidos por ser el primero en acusar la existencia de una ilegalidad en Perú el día que Pedro Castillo disolvió el congreso y posteriormente fue destituido.

En la conferencia mañanera de Palacio Nacional, el mandatario mencionó que es necesario que en el continente americano exista una política de respeto a las soberanías.

“Me llamó mucho la atención el caso de Perú, el primer mensaje hablando de que se estaba alterando la legalidad en ese país fue de la embajada de Estados Unidos en Perú. Eso ya no debe de aplicarse como política, tiene que haber respeto a la soberanía de los países, a la independencia de cada país y nosotros debemos de dar un trato de aliados”, reclamó.

López Obrador mencionó que este tipo de posturas tienen que ver con otras épocas, por lo que es momento de iniciar una nueva etapa para que haya una verdadera comunidad americana que permita a los países potencias hacer uso de sus recursos y fuerza de trabajo.

Puso como ejemplo a Estados Unidos, que actualmente tiene dificultades para instalar empresas porque no hay suficiente fuerza de trabajo, lo que abre la posibilidad para dar visas de trabajo temporal.

“Pero si va a seguir habiendo la política del bloqueo a Cuba, de las sanciones políticas medievales que afectan a los pueblos y que no es afectar a los gobiernos, ¿a quién se afecta con un bloqueo? A los pueblos, a la gente.

“Y, ¿qué peligro hay de que podamos tener una relación de respeto?, ¿qué peligro significa Cuba para Estados Unidos?, ¿qué peligro significa Venezuela para Estados Unidos?, ¿qué peligro significa Colombia para Estados Unidos? Nada”, remarcó.