-Aristegui Noticias

Un panel de la Cámara de Representantes de Estados Unidos pidió a los fiscales federales que acusen a Donald Trump de obstrucción e insurrección por el papel que ocupó en desencadenar el asalto al Capitolio del 6 de enero de 2021.

El comité selecto liderado por los demócratas pidió al Departamento de Justicia que presente cargos contra el expresidente republicano, incluyendo obstrucción de un procedimiento oficial del Congreso, conspiración para defraudar a Estados Unidos e insurrección.

La petición no es vinculante, pero puede presionar a los fiscales que están investigando a Trump para que actúen.

La reunión del lunes es probablemente la última de un panel que pasó 18 meses investigando el intento sin precedentes de impedir la transferencia pacífica del poder por parte de miles de partidarios de Trump, inspirados por sus falsas afirmaciones de que su derrota electoral en 2020 ante el presidente demócrata Joe Biden fue el resultado de un fraude generalizado.

“Si queremos sobrevivir como una país de leyes y democracia, esto no puede volver a suceder”, dijo el representante Bennie Thompson, presidente del comité selecto, al comenzar la reunión.

Atacando a Trump por convocar a la turba al Capitolio hace casi dos años, Thompson también criticó al expresidente por socavar la fe en el sistema democrático.

Trump ya inició una campaña para conseguir ser el candidato republicano a la Casa Blanca en 2024

El trabajo del comité selecto forma parte de una serie de investigaciones sobre los disturbios. Cinco personas, entre ellas un agente de policíamurieron durante o poco después del incidente y más de 140 policías resultaron heridos. El Capitolio sufrió daños millonarios.

“Entre lo más vergonzoso de los hallazgos de este comité fue que el presidente Trump se sentó en el comedor fuera de la Oficina Oval, viendo por televisión el violento disturbio en el Capitolio”, dijo la representante Liz Cheney, una de las dos republicanas en el comité.

Trump ha tachado de motivaciones políticas las numerosas investigaciones a las que se enfrenta y acusa que el comité del 6 de enero, dominado por los demócratas, es parcial contra él.

Un jurado ya ha declarado a los miembros de la milicia derechista Oath Keepers culpables de sedición por su papel en el ataque y un abogado especial, Jack Smith, está dirigiendo las investigaciones sobre los esfuerzos de Trump para anular su derrota y por haber sacado documentos clasificados de la Casa Blanca.

Trump se ha enfrentado a una serie de problemas legales desde que dejó el cargo. Su empresa inmobiliaria fue declarada culpable el 6 de diciembre de llevar a cabo un plan criminal de 15 años para defraudar a las autoridades fiscales.

“El altamente partidista Comité Unselect está filtrando ilegalmente información confidencial a cualquiera que quiera escuchar”, escribió el expresidente en su plataforma Truth Social antes de la reunión. “¿Cuánto tiempo más van a permitir los republicanos, y los patriotas estadounidenses en general, que esto ocurra?”.(Reuters).