MAREMÁGNUM… RUMBO AL NORTE

Los mexicanos, envueltos en la consulta, que según los analistas no tiene nada de popular y menos de científica, sobre la ubicación del ¿nuevo? Aeropuerto de la Cd. de México; además del clima de inseguridad, inflación y depreciación de la moneda mexicana, en nada influyen para que las caravanas de indocumentados siguen avanzando por el territorio nacional.

Mientras ningún gobierno puede certificar el número de ilegales que cruzan o han cruzado su país, las agencias de noticias advierten la llegada a la frontera sur de México de más caravanas.

Los números sobre la gente que conforma cualquiera de los grupos de centroamericanos internados ilegalmente a Guatemala y México siguen vagos, no se pueden unificar por ninguna fuente.

Lo cierto es que las calles de las poblaciones por donde pasan, quedan inundadas de basura que solo recogen los mexicanos.

En un video que circula insistentemente por las redes sociales, aparece una calle de Chiapas con basura de todo tipo, incluyendo platos de comida casi intactos, pero además ropa que se supone les donaron, tirada en el piso.

Una voz femenina se identifica en el video para quejarse del desaseo de los ilegales, pero también de su falta de solidaridad, por lo menos para dejar ‘recogido’ o medianamente limpio, el lugar donde descansaron -aún en la vía pública-.

Las caminatas se catalogan extenuantes y no solo por el número de horas, sino también por la inclemencia de los rayos solares que según los termómetros, el ambiente se percibe entre los 16 y los 26 grados centígrados, con pronósticos altos de lluvia. Mayor sufrimiento habrían pasado si su caminata la hubieran hecho en el candente verano.

Usted recordará que el primer grupo de centroamericanos salió de San Pedro Sula, Honduras el 13 de octubre. El miércoles pasado estaban en Mapastepec, casi sobre la costa del Pacífico y según los cálculos de internet apenas son 90 kilómetros de la frontera con Guatemala. Pero si pretenden llegar a Reynosa, Tamaulipas, son algo así como mil 890 kms. Saque cuentas.

Desde luego las caravanas ya no solo de hondureños, llamémoslos de centroamericanos, aprovechan todo tipo de raid o aventón, el hecho es que en su mayoría varones son los que suben como puedan a vehículos automotores, mientras que las mujeres y niños no tienen la misma oportunidad. Es decir, así como muy solidarios entre ellos, no son.

La travesía no es fácil, pues descansan donde pueden y les permiten, desde casas particulares hasta en templos, escuelas, salón de usos múltiples o casa de la cultura. Los servicios médicos públicos reportan ampollas en los pies, gripe o tos. Se habla sin confirmar de plagas de piojos y pulgas, entre humanos, perros, gatos y otras mascotas.

La gran mayoría de los contingentes empiezan su caminata antes del amanecer, cargados de renovadas ilusiones, pero también de agua y alimentos que los chiapanecos les dan. Existe miedo a ser asaltados o detenidos para deportarlos a su país de origen.

El Alcalde Huixtla, José Luis Laparra Calderón, dijo a los corresponsales periodísticos que mucha gente ya desistió de su propósito inicial -viajar hasta los EU- y se quedó en ese lugar, por lo que se habilitó autobuses para regresarlos a su país de origen sin costo alguno.

Por su parte, el Embajador de Honduras en México, Aldén Rivera Montes, ha jugado un papel importante al estar cerca de los migrantes y en Huixtla, se entrevistó con poco más de 148 connacionales para ser repatriados. Informó la casa Editorial Excélsior.

Las versiones sobre el origen de este movimiento internacional son muy variadas, porque existen posturas donde se involucra a las autoridades de la misma Honduras, pero también a otros países. No falta quien se refiera a un complot de naciones centroamericanas.

También se comenta sobre agitadores profesionales aztecas, con la idea de desestabilizar la economía y la política de este país, precisamente en el cambio de gobierno y no apuntan a una sola dirección, sino que hay opiniones muy diversas.

Con mayor insistencia y muy difundido el supuesto, es que la autoría de este movimiento masivo de migrantes se refiere hacia el interior de Gringolandia. Incluso le dan color partidista y lo han relacionado con los paquetes-bomba que fueron descubiertos en Washington, Miami y Nueva York.

No falta la teoría del movimiento internacional para desestabilizar no solo a los vecinos del norte, sino a México.

Buen número de periodistas siguen archivado historias narradas por los caminantes, donde la ilusión y el miedo les acompañan, porque dentro de la misma caravana ha habido robos, falta de respeto, vejaciones, etc. Por eso algunos regresan.

Pregunta: ¿Cuál será la reacción del gobierno gringo cuando lleguen a su puerta? Los que lleguen. No olvide: ¡Están en vísperas de elecciones!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here