RELÁJESEE… INFIERNO

David Ed Castellanos Terán
Twitter: @dect1608

¡Otra vez, sí, otra vez! Le dicen el infierno y en realidad se llama Tamaulipas; otra vez, sí, otra vez creerán aquí todo es bala y violencia, pero no es así. Otra vez, Reynosa la ciudad fronteriza del noreste mexicano donde se dice nace la violencia de un país; otra vez, otra vez no por favor.

Policías estatales persiguieron un vehículo con reporte de gente armada en Boulevard Oriente de la ciudad gobernada por la panista Maky Ortiz, se trata del municipio de Reynosa, situado en la frontera con Estados Unidos abajo de Texas; allí donde muchas escenas de terror se han vivido, y en donde ese coche perseguido por el convoy de estatales finalmente se impactó con un poste de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), a la altura de la Universidad Tecnológica de Tamaulipas (UTT), por lo que en su afán de sobrevivir el conductor huyó a pie y se metió al plantel. Los Policías fueron tras él… Finalmente el sujeto se brincó una barda, hubo un despliegue de corporaciones en la zona. Fue un solo un individuo. No pertrechado. No hubo disparos. No hubo gente lesionada. Al final el sujeto huyó; otra vez, se le escapó a la autoridad pero dejó el pánico entre los estudiantes, y a Tamaulipas lo posicionó en los medios nacionales e internacionales como el estado violento de México.

Luego de la Situación de Riesgo (SDR), y como siempre sucede después de que se dispersa la información como reguero de pólvora, la Secretaría de Seguridad Pública informó que, derivado de un reporte del C4, Policías Estatales buscaron y localizaron la tarde del martes a varios sujetos armados que viajaban en una camioneta Suburban color dorada, la cual estaba identificada como participante en la vandalización de cámaras de video vigilancia en la Ciudad de Reynosa.

Informes preliminares señalan que cuando se marcó el alto a los ocupantes de dicha camioneta, en calles de la colonia Balcones de Alcalá, estos empezaron a disparar contra los elementos policiacos.

Al ser repelida la agresión con apoyo de otros policías estatales, varios de los sujetos intentaron huir realizando detonaciones mientras abandonaban el vehículo.

Al final murieron en la situación cuatro agresores y se aseguraron el vehículo, armas, cargadores y cartuchos.

La camioneta Suburban dorada había sido vista por servicios de videovigilancia no sólo en los actos de vandalización sino también en caravanas de vehículos, al parecer de grupos delictivos.

Esta situación se deriva de las acciones de vigilancia y disuasión de las actividades delictivas que realiza la Policía Estatal en Reynosa con el apoyo de corporaciones federales de seguridad.

Sin embargo, en relación a la SDR de la UTT, nada oficial existió por parte del gobierno que tiene como saldo a su favor un promedio de 25 criminales de alta peligrosidad naturalizados en 24 meses, una labor que también ha causado cierto dolor entre los ciudadanos pues igual han muerto inocentes.

Pero Tamaulipas no solo es violencia aunque en este texto así parezca, solo hay que encintar las historias de éxito.

Por cierto en la ciudad de Camargo, un cargamento de cocaína valuado en los 5 millones y medio de dólares fue asegurado por elementos de la Secretaria de la Defensa Nacional (SEDENA). La mercancía se encontraba abandonada en el interior de un coche junto con un millón y medio de pesos y 17 mil dólares americanos.

Según información del periódico Excelsior, el fuerte decomiso se registró a las 04 horas de la madrugada del martes en el rancho “El Puertecito”, cuando oficiales de la octava zona militar andaban en un operativo de vigilancia terrestre.

Ya en la versión oficial del Grupo Coordinación Tamaulipas, se informó que lo asegurado habían sido en total 90 kilos de cocaína repartida en 90 paquetes, precisando también que fue un millón 571 mil 500 pesos en billetes de diferentes denominaciones, como 17 mil dólares que igual fueron asegurados.

Camargo es otro municipio violento avecinado a Texas, Estados Unidos y según estiman expertos en la materia el golpe al narcotrafico alcanza los cinco millones y medio de billetes verdes.

Ojalá que otra vez vuelva pronto la paz que todos prometen a Tamaulipas.

davidcastellanost@hotmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here