Madonna sufre caída arriba del escenario

0
56

El percance tuvo lugar este fin de semana

Madonna se cayó en el concierto que ofreció este domingo en Seattle, luego de que uno de sus bailarines arrastrara la silla en que estaba sentada. Sin embargo, fue cuestión de instantes para que la «Reina del pop» se acicalara y se pusiera nuevamente de pie para continuar con el show, acción que está siendo aplaudida por su audiencia, que asegura que se comportó como toda una profesional.

A pesar de que hace unas semanas se dio a conocer que un fanático de la cantante la demandaría, por iniciar uno de sus recitales con dos horas de retrasa, la percepción que la mayoría de los seguidores Madonna tienen acerca de su profesionalismo sigue intacto. Sobre todo ahora, después de que anoche atravesara un percance que resolvió con inmediatez.

Anoche, ofreció su quincuagésimo concierto del «The Celebration Tour», a través del que la ícono pop está celebrando 40 años de carrera.

Se dio cita en el Climate Pledge Arena, donde aguardaban más de 18 mil espectadores, que tuvieron la fortuna de disfrutar alrededor de dos horas de concierto, en el que Madonna interpretó algunos de sus mayores éxitos.

Y aunque el comienzo del espectáculo transcurrió sin percance, cuando la cantante interpretaba «Open your heart», la quinta canción del show sufrió una aparatosa caída.

La artista de 65 años se encontraba sentada en una silla, que era ligeramente conducida por uno de sus bailarines hacia el frente del escenario, quien dio un paso en falso, lo que produjo que Madonna, que se encontraba con las piernas cruzadas, se desestabilizara.

Pero la famosa no fue la única que se cayó, el bailarín también tropezó y fue a dar al suelo, sólo que él se levantó antes que la famosa.

Madonna se tomó un segundo para restablecerse, sin que en ningún momento soltara su micrófono o dejara de cantar, para luego de ponerse en pie y seguir con la coreografía del tema lanzado en 1985.

Esta no fue la única acción que sus fans, que presenciaron la caída, aplaudieron sino el buen humor con que Madonna tomó el accidente, pues en ningún momento pareció molestarse con su bailarín. En cambio, lo observó con camaradería y una gran sonrisa, a poco de que lograra restablecerse y ponerse en pie.

Tras esta presentación, la cantante de «Material girl» viajará a Vancouver, Canadá para ofrecer un concierto en el Rogers Arena este 21 de febrero.

La compositora llegará a nuestro país en el mes de abril, donde realizará cinco conciertos en el Palacio de los Deportes.