RELÁJESEE… EL DEPREDADOR MÁS TEMIDO

David Ed Castellanos Terán

Twitter: @dect1608

Le queda únicamente el mes de noviembre y tal vez un poco menos a la Secretaría de Marina Armada de México (SEMAR), para reivindicarse en el Golfo de México; es correcto, en esas aguas territoriales han sido burlados por la mafia del güachicol en altamar y la pesca furtiva.

Pero hoy hablaremos de la pesca ilegal, una de las problemáticas para el desarrollo económico de México menos analizadas, atendidas y combatidas por la SEMAR, lucha en la que debieron participar directamente la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), hoy a cargo del tamaulipeco Baltazar Hinojosa, pero sobre todo, en los trabajos coordinados con la SEMAR del Almirante Secretario Vidal Francisco Soberón Sanz, debió involucrarse el Delegado Nacional de CONAPESCA Mario Aguilar Sánchez, un veracruzano conocido en lo familiar, público y lo privado por el destacado marino encargado de enaltecer la soberanía nacional, el personaje de la política mexicana más condecorado por naciones extranjeras del actual gabinete Peñanietista, es correcto, me refiero a Vidal Francisco Soberón.

Si bien es cierto que el sector pesquero es de los que menos participación representa en la competitividad económica de México, nadie puede negar que tienen un potencial de crecimiento tan poderoso como del que ahora goza el sector turístico, además de todo, por citar solo dos ejemplos la pesca es la única fuente de empleo de cientos de comunidades en el Golfo de California, mientras que de las costas de Tamaulipas zarpa la flota camaronera más potente del Golfo de México; por lo tanto en el océano Atlántico y en el Pacífico, la SEMAR de Soberón, y la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca, a cargo de Mario Aguilar Sánchez, le están quedando a deber a la pesca mexicana.

Entonces si hablamos de encontrar o desear un cierre de sexenio exitoso de SEMAR y CONAPESCA en relación a  la pesca furtiva, diríamos que en las últimas semanas del sexenio tendremos dos instituciones de reconocida convicción por reducir este mafioso fenómeno irregular, y no se trata solo de combatir con toda la fuerza de la Marina por mantener la actividad pesquera o en beneficio de la supervivencia de pesquerías en costas mexicanas, sino porque podríamos estar hablando que en el futuro, Vidal y su bien conocido Mario, fueron los pioneros en hacer respetar la pesca en México heredando operativos en pro del sector pesquero, ámbito económico en el que por cada peso que produce la pesca se generan 60 centavos adicionales, cuando a nivel mundial en promedio se generan tres adicionales.

La insípida operatividad de CONAPESCA en el combate a la pesca furtiva por ahora en el Golfo de México ha causado problemas entre pescadores, generando divisiones y enfrentamientos entre los registrados ante las autoridades pesqueras y los irregulares,  como si hubiese sido en vano la creación de la Secretaría de Pesca en Tamaulipas, históricamente creada por el mandatario estatal Francisco Javier García Cabeza de Vaca, siendo el gobernante que por primera vez apuesta por impulsar el sector pesquero, pero poco le importó a Mario Aguilar, quien en nada a colaborado para realizar labores de inspección y vigilancia, según han denunciado bajo el anonimato sociedades pesqueras de Matamoros, Soto la Marina y del sur de Tamaulipas, quienes no ven un resultado favorable en la lucha contra la pesca furtiva.

Los señalamientos contra el funcionario  federal igual van dirigidos en el tema de TRANSCANADA la trasnacional que ganó el contrato para la instalación del gasoducto frente a las costas de Tamaulipas y Veracruz sin ningún tipo de estudio de impacto ambiental y social; esto según refieren los pescadores tamaulipecos y nortveracruzanos que ahora sortean la instalación del ducto, don Mario no tenia, ni tiene la más remota idea de lo que está pasando.

Para el sector pesquero nacional la CONAPESCA fue un instrumento de  simulación, manipulación y flotantes actos de corrupción que frenaron la competitividad beneficiándose a mano extendida; pescadores ribereños, camaroneros e incluso los atuneros mexicanos que son una flota verdaderamente fuerte, capitalizada con capacidad de competir en el extranjero expresan su beneplácito porqué Mario Aguilar Sánchez tiene los días contados, siendo otro de sus grandes fracasos al frente de CONAPESCA la incapacidad de encontrar un punto medio entre la depredación de la sardina e impulso de los sardineros en Sonora, por lo que en general los empresarios del Sector Pesquero de México, confían que el nuevo gobierno empiece desde el primer día de navegación a solucionar problemas tan “fáciles” como  la pesca furtiva que se convirtió en la más poderosa de las tormentas a enfrentar en altamar y aguas interiores, impidiéndoles el crecimiento económico ordenado del sector pesquero mexicano, considerando a Mario Aguilar Sánchez como el pirata más peligroso del Pacífico, Golfo de México y Mar Caribe, en conclusión fue el depredador más temido de la industria pesquera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here