MAREMÁGNUM…PROPUESTA UNIVERSITARIA

Mario Vargas Suárez

La mayoría de las personas quisieran trascender a lo largo de su vida, no es malo. Lo mejor es pensar no como triunfo personal, más bien aportando por lo menos ideas para lograr servir al contexto social donde nos desenvolvemos.

Las universidades públicas tienen como sostenimiento financiero, tres fuentes de ingresos: de la federación, del estado y los propios que se generan ya por donaciones o la prestación de servicios.

Los informes rectorales de la Autónoma de Tamaulipas, han sido coincidentes en esta información y queda claro que es una cantidad mínima la que se refiere a ingresos propios y que cada año merman sustancialmente.

Es una realidad que el gobierno federal y el del estado, constantemente declaran reducciones presupuestarias, afectando de forma significativa programas de docencia, investigación, difusión, etc., de la educación universitaria.

La UAT no es la excepción en la merma de los ingresos, porque pese a las declaraciones de los legisladores, la inflación, el dólar, los mercados, etc., hacen que los números rindan mucho menos de lo que necesitan los futuros profesionales de mañana.

La semana pasada los Búhos Victoria de la UAT, vivieron una lección ciudadana cuando eligieron al Dr. Armando Villanueva Mendoza, como su director para el período 2019-2022.

Quien quiera hablar de la amplia y larga trayectoria del reynosense, Villanueva Mendoza, en el mundo de las leyes, seguramente encontrará eco en la burocracia estatal y federal, pero también en el ámbito académico hay huella legible en el aula, en la investigación y, desde luego como docente de licenciatura y postgrado.

Sin menospreciar las áreas de formación de los estudiantes de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales Victoria, existen propuestas que parecieran viables en la formación de los profesionales de las licenciaturas en Derecho, Ciencias de la Comunicación, Negocios Internacionales y Turismo.

En un marco comparativo, una persona podrá leer y comprender una receta de cocina determinada, pero si se queda en ése nivel, jamás será un verdadero chef. El aprendizaje, se convierte en significativo cuando se puede comprobar en la práctica.

Partiendo de este principio, los estudiantes universitarios de hoy, son conscientes de que los tiempos del Servicio Social y las Prácticas Profesionales que señala le legislación de la UAT, deben ser los espacios para esa contrastación teoría-realidad, por lo que surgen ideas para quien dirigirá los trabajos de la Facultad de Derecho Victoria.

Estudiantes y profesores de la licenciatura en Derecho, pueden implementar dos programas: Reactivar el Bufete Jurídico Gratuito e iniciar las investigaciones jurídicas en la capital del Estado y en todo Tamaulipas, porque podrían ser dos áreas sustantivas en el quehacer de los futuros abogados.

La licenciatura en Turismo pudiera instrumentar una Agencia de Viajes con gestoría de boletos del transporte terrestre, marítimo y aéreo; además de las reservaciones de hospedaje, boletos de espectáculos en ciudades como la capital del país, Monterrey, Tampico, etc.

En este renglón los servicios bien pudieran prestarse a los universitarios, pero podrían extenderse a los funcionarios de los tres niveles de gobierno, organismos descentralizados y, desde luego a la población abierta.

En lo que se refiere a profesores y estudiantes de las Ciencias de la Comunicación, pudieran idear un Gabinete o una Consultoría de imagen, diseño y

mercadotecnia, que lo mismo oferte a la sociedad desde una tarjeta de presentación, hasta posters, mantas, comerciales, etc.

Existe la infraestructura humana y material para que se realicen estudios de mercado de productos o quienes busquen un posicionamiento político, artístico, deportivo o religioso.

La idea central es que los Búhos Victoria, aprovechando el cambio de administración, con la llegada del Dr. Armando Villanueva, pudieran implementar alternativas a una mayor práctica profesional del área donde se están formando y al mismo tiempo, los tamaulipecos se beneficien también cuando reciban servicios a bajo costo.

Quizá los profesores de tiempo completo pudieran ser los responsables de estos programas, auxiliado de otros colegas, además de que los estudiantes de postgrado al realizar sus prácticas profesionales serían de gran auxilio en la consecución de resultados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here