Uriel Antuna reconoce errores e incluso festejar ante Chivas

0
35

Uriel Antuna provocó molestia por la forma en que ha festejado sus goles ante Chivas, uno de sus ex equipos

Uriel Antuna, futbolista de Cruz Azul, ofreció disculpas a Chivas por celebrar en ocasiones anteriores con beso al escudo de La Máquina. El ‘Brujo’ admitió que se equivocó por festejar de dicha forma y aseguró que no se volverá a repetir por el respeto que le tiene al Guadalajara y a su afición, incluso externó que cometió errores en su paso por el conjunto tapatío, que representó en 2020 y 2021, pero no considera que haya fracasado como rojiblanco.

“Me tocó festejar así, eso no va a volver a pasar. No es un festejo adecuado para un ex equipo. Me equivoqué porque al final de cuentas estuve ahí y se merece un respeto por lo que es la institución. No va a volver a pasar. Pedir una disculpa, todo mi respeto para Chivas y que gane el mejor”, externó el atacante de Cruz Azul previo al partido contra Guadalajara este sábado en la cancha del Estadio Azteca.

Uriel Antuna estuvo dos años en Chivas, en los que disputó 64 partidos con seis anotaciones y seis pases para gol. En estos dos años que lleva con Cruz Azul, sus números han mejorado, con 21 goles y 14 asistencias en 88 duelos, pero el ‘Brujo’ no sabe explicar qué fue lo que ha cambiado, solo admitió que cometió errores en el Guadalajara.

“Al final de cuentas es futbol. No sé decir una respuesta concreta porque al final de cuentas no sé qué fue, pero el respeto está y al final de cuentas me enfoqué un poquito más en lo que tenía que hacer, ya un poco más de madurez, enfocado en lo que tenía que hacer dentro y fuera de la cancha. Cometí demasiados errores cuando estuve en Chivas, que ahorita los vengo corrigiendo. Me di cuenta de lo que realmente era importante y me enfoqué en lo que tenía que hacer”.

Con la disculpa a ChivasUriel Antuna explicó que actualmente está enamorado de Cruz Azul, gracias al apoyo que ha recibido por parte de la afición, situación que se ha combinado con el momento que vive con La Máquina, así como en la Selección Mexicana.

“Le agarré cariño al club porque la afición me ha apoyado desde siempre, me ha estado yendo mejor, tanto aquí como en la selección. Se le agarra un cariño cuando se dan bien las cosas. Al final de cuentas, como dije, en Chivas no se me dieron bien las cosas y no quiere decir que haya sido un fracaso”.